miércoles, 30 de diciembre de 2015

Por que en 2016 veáis y aprendáis muchas cosas

"Desde la cumbre del Everest no se puede ver todo el mundo.

La vista sólo le recuerda a uno lo grande que es el mundo y las muchas cosas que quedan por ver y aprender".

Tenzing Norgay, a su hijo Jamling.



Por que en 2016 veáis y aprendáis muchas cosas.

--
@DesEquiLIBROS

lunes, 21 de diciembre de 2015

La histórica portada que anunció un ganador… que luego no ganó

El 3 de noviembre de 1948, el Chicago Tribune publicó en su portada la victoria del candidato republicano Thomas E. Dewey en las presidenciales de los EE.UU. Como todo el mundo sabe, en realidad el ganador fue el demócrata Harry S. Truman, lo que convirtió a esa portada en histórica y, de paso, en lección de periodismo.

Dewey defeats Truman
------
En estos tiempos de inmediatez en el acceso a los datos y la información es difícil encontrarse con grandes fiascos de comunicación, más allá de las torpezas propias de los protoganistas.
Ahora sabemos en tiempo real los resultados de unas elecciones; incluso se da la paradoja de que, mientras el portavoz del gobierno ofrece cifras provisionales, los espectadores ya disponemos de información más actualizada.

Ahora, con los medios de comunciación generando contenidos permanentemente en sus plataformas digitales, los cambios, actualizaciones, errores... se corrigen inmediatamente. Así que no es habitual leer errores de bulto en las portadas, más alla de la intepretación ideológica que cada medio quiera hacer o de las previsiones que arrojen las encuestas especulativas.
Solo los medios en papel corren el riesgo de anticipar un resultado que a la mañana siguiente no se confirme. Y aún en estos casos, tienen medios para modificar sus informaciones a través de la pertinente rectificación digital.

Pero esto no era así hace apenas unos años. Los periódicos apuraban la impresión de sus titulares todo lo posible hasta que los resultados parecieran inapelables. Y, a la mañana siguiente, la gente compraba su diario en el kiosko y se enteraba de qué había pasado la jornada anterior. La cautela obliga a no anticipar conclusiones en caso de duda. Pero ha habido casos en los que audaces editores se la han jugado a la hora de dar por vencedor a un candidato cuando, apenas unas horas después, con el recuento definitivo, su previsión ha resultado errónea.

El caso más sonado fue el del Chicago Tribune del 3 de noviembre de 1948.
El día 2 se había celebrado elecciones presidenciales en los Estados Unidos de Norteamérica.
Concurrían el candidato Republicano Thomas E. Dewey y el demócrata Harry S. Truman, que aspiraba a conseguir la presidencia a través de unas elecciones, toda vez que la había alcanzado al ocupar, como vicepresidente, el puesto que dejó vacante el temprano fallecimiento del titular del cargo, Franklin D. Roosevelt.

Las elecciones fueron reñidas, pero todos los indicios apuntaban a una vitoria republicana. Analistas clarividentes y tradición consideraban inevitable que Thomas E. Dewey alcanzara la presidencia: el demócrata Roosevelt había ganado 4 veces consecutivas por lo que una quinta victoria demócrata consecutiva era poco probable.
(La vigésimosegunda enmienda de la Constitución de los EE.UU., aprobada en 1951, limitó el ejercicio de los presidentes a dos periodos consecutivos).

Así que el Chicago Tribune, basándose en su intuición y en la de sus analistas, y en lo inédito de la posibilidad de victoria de Truman, se adelantó a todos y publicó una portada histórica: Dewey defeats Truman.

Dewey defeats Truman

Y el texto que acopañaba la noticia no dejaba lugar a dudas:
Dewey obtuvo una victoria arrolladora en las elecciones presidenciales de ayer. Los primeros resultados mostraron que el partido republicano se mostraba bastante consistente en los estados del oeste y el sur; los recuentos completos revelarían que Dewey ganó la presidencia por una aplastante mayoría del voto electoral.
A pesar de que conforme avanzaba la noche estas aformaciones iban quedando en entredicho, el diario siguió imprimiendo sus ejemplares de forma contumaz.
El responsable de esta decisión fue el avezado analista político Arthur Sears Henning, que había predicho con éxito el resultado de 4 de las últimas 5 contiendas electorales. Su "prestigio" se impuso las evidencias de los datos. Se calcula que se imprimieron unos 150.000 ejemplares de esa portada.

A la mañana siguiente, con los resultados ya confirmados en todos los estados de la Unión, resultó que el ganador había sido Harry S. Truman, que posaba así de eufórico ante sus acólitos:


El resultado fue ajustado, efectivamente, pero el fiasco fue histórico; seguramente como consecuencia de las malas relaciones del medio con el candidato, que le cegaron.


Hoy en día esto es imposible. Sobre todo por los medios de los que disponemos, pero también, y no menos importante, por la cautela con la que los medios impresos se conducen ante resultados inciertos.

jueves, 17 de diciembre de 2015

El pueblo quiere ser engañado; entonces, engañemoslo

A nosotros, individuos normales... con la ayuda, indudable, de nuestro deseo de que nos engañen, se nos engaña genuina y plenamente («Populus vult decipi, ergo decipiatur»*). Y el uso engañoso de las palabras se combina con el tono engañoso tan taimadamente que sólo los que tienen lesión cerebral permanecen inmunes, desengañados.


-----

"¿Qué pasaba? Carcajadas estruendosas en el pabellón de afasia, precisamente cuando transmitían el discurso del Presidente. Habían mostrado todos tantos deseos de oír hablar al Presidente..."

Así comienza en capítulo "El discurso del presidente" del libro de Oliver Sacks El hombre que confundió a su mujer con un sombrero.

El relato explica cómo los afectados de la afasia global o receptiva más grave —la que incapacita para entender las palabras en cuanto tales—, reaccionan ante el discurso televisado presidente. Los hay que parecen desconcertados, y otros como ofendidos, uno o dos parecían recelosos, pero la mayoría parecen estar divertiéndose muchísimo.

¿Por qué?

El habla (el habla natural) no consiste sólo en palabras; consiste también en expresión. Los afásicos no entienden en absoluto el sentido de las palabras en cuanto tales. Pero
"el lenguaje hablado suele estar impregnado de «tono», engastado en una expresividad que excede lo verbal... y es esa expresividad, precisamente, esa expresividad tan profunda, tan diversa, tan compleja, tan sutil, lo que se mantiene intacto en la afasia, aunque desaparezca la capacidad de entender las palabras. Intacto... y a menudo más: inexplicablemente potenciado..."
Es decir: aunque el paciente no capte ni una sola palabra, posee otra habilidad en su lugar, inmensamente potenciada: puede captar plenamente el sentido basándose en la expresión del hablante.

Por eso "a un afásico no se le puede mentir. El afásico no es capaz de entender las palabras, y precisamente por eso no se le puede engañar con ellas; ahora bien, él lo que capta lo capta con una precisión infalible, y lo que capta es esa expresión que acompaña a las palabras, esa expresividad involuntaria, espontánea, completa, que nunca se puede deformar o falsear con tanta facilidad como las palabras..."

La capacidad de entender de los afásicos no se basa en las palabras, sino en identificar lo que es auténtico y lo que no a través de las muecas, los histrionismos, los gestos falsos y, sobre todo, las cadencias y tonos falsos de la voz, lo que suena a falsedad para aquellos pacientes sin palabras pero inmensamente perceptivos. Los pacientes afásicos reaccionaban ante esas incorrecciones e incongruencias tan notorias, tan grotescas incluso, porque no los engañaban ni podían engañarlos las palabras.

Por eso se reían tanto del discurso del Presidente.

Pero ¿qué pasaría en el caso de un paciente que carezca totalmente del sentido de la expresión y el «tono», aunque conserve, intacta, la capacidad de entender las palabras? También en el relato de Sacks hay un paciente que padece este trastorno: la agnosia tonal.
En el caso de estos pacientes lo que desaparece es la capacidad de captar las cualidades expresivas de las voces (el tono, el timbre, el sentimiento, todo su carácter) mientras que se entienden perfectamente las palabras (y las construcciones gramaticales).
Este paciente no puede captar ya si hay cólera, alegría o tristeza en una voz. Tampoco le servía fijarse en las caras, las posturas y los movimientos de las personas cuando hablaban porque su trastorno le impide captar esos matices.

Su arma era prestar muchísima atención al sentido preciso de las palabras y de su uso; necesita que sus intelocutores digan las palabras exactas en el orden exacto. Su percepción se basa en el sentido que aportan únicamente la elección y la relación exactas de las palabras.

Para esta paciente, el discurso no es convincente: "No habla buena prosa. Utiliza las palabras de forma incorrecta". Su sentido potenciado del uso formal del lenguaje, de su coherencia como prosa, provocó que el discurso no tuviera eficacia en absoluto.
Ésa era, pues, la paradoja del discurso del Presidente. A nosotros, individuos normales... con la ayuda, indudable, de nuestro deseo de que nos engañaran, se nos engañaba genuina y plenamente («Populus vult decipi, ergo decipiatur»*).
Y el uso engañoso de las palabras se combinaba con el tono engañoso tan taimadamente que sólo los que tenían lesión cerebral permanecían inmunes, desengañados.

El hombre que confundió a su mujer con un sombrero. Oliver Sacks
---
Oliver Sacks; El hombre que confundió a su mujer con un sombrero. Editorial Anagrama.
Traducción de José Manuel Álvarez Flórez.

* "Populus vult decipi, ergo decipiatur": El pueblo quiere ser engañado; entonces, engañemoslo.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Las otras generaciones del 27 #poema27

1927. 16 y 17 de diciembre. Ateneo de Sevilla. Un grupo de desatacados y emergentes poetas e intelectuales deciden celebrar un homenaje "no oficial" por el aniversario de la muerte de Luis de Góngora.

Ese acto se considera el acto fundacional de la Generación del 27.

Generación del 27. Sevilla 1927

Y fue un evento no oficial porque ninguna institución tenía planeado organizar nada. Así que fueron ellos lo que decidieron por su cuenta y riesgo rendir tributo a uno de los más grandes poetas de la literatura en castellano; tan grande como poco leído.

En palabras de Gerardo Diego:
"Mes de abril de 1926. Una improvisada y amistosa tertulia pone sobre la mesa de un café el lema del Centenario de Góngora. Hay que hacer algo. Y tenemos que hacerlo nosotros. Si esperamos que lo hagan las corporaciones oficiales pasaremos por el bochorno de que España celebre el Centenario de su más grande poeta entre una absoluta indiferencia, con cualquier actillo exterior y falso, algún certamen novelesco y media docena de artículo de enciclopedia, contentos de haber matado el tema nuestro de cada día o semana de colaboración.
Actillos, certamenillos, ensayillos, trabados de cortapisas y reservas miserables, cuando no de hipócritas agravios para la más pura de nuestras glorias poéticas".
Fue el propio Gerado Diego quien acuñó, en 1932, el nombre de Generación del 27 cuando al publicar una antología que recogía la obra de los mejores poetas jóvenes del momento; el vínculo de unión entre todos ellos, más allá de corrientes estilísticas, era su vinculación con el homenaje gongorino.

La nómina de integrantes de la Generación del 27 es enorme y no se limita a poetas. A esta lista literaria, acaso la más brillante desde el Siglo de Oro, hay que añadir autores que desarrollaron su labor creativa en intelectual en muy diferentes campos: cineastas, pintores, científicos, músicos, dramaturgos, ilustradores… lo que da idea de hasta qué punto la cultura española, en su sentido más amplio, gozaba de una excelente salud de la que no ha vuelto a disfrutar.

Cada año, por estas fechas, nos hacemos eco de la iniciativa del Toni Solano a través de su Re(paso) de lengua, y nos sumamos al aniversario del acto fundacional de la Generación del 27

Y, también como cada año, aun a riesgo de no ser muy purista con la convocatoria, vamos a tratar de reivindicar a esas otras "Generaciones del 27", quizá menos conocidas pero igual de relevantes para comprender en su conjunto y en su contexto la importancia de este movimento cultural.

Y hoy lo vamos a decidar a la música. Y qué mejor forma que compartiendo una de las piezas más destacadas de uno de los miembros asimilados a la Generación del 27, por su labor dinamizadora de la vida cultural española, por su amistad con García Lorca o Fernando de los Ríos, aunque segruamente él no perteneciente a la nómina oficial: Manuel De Falla.

Billete de 100 pesetas decicado a Manuel de Falla

Con ustedes: El amor brujo, de la película homónima de Carlos Saura, con coreografía de Antonio Gades.



---
Contribuye tú también a este modesto homanaje virtual publicando en tu blog o Redes Sociales versos o poemas de alguno de los miembros de la Generación del 27. Usa el hashtag #poema27.

--
Para saber más:

GENERACIÓN 27. CREACIÓN, VANGUARDIA Y VIDA" SERIE DOCUMENTAL.

miércoles, 21 de octubre de 2015

La esclava que casi fue la primera mujer en escalar el Everest

Phantog: segunda mujer en escalar el EverestEl 16 de mayo de 1975 la japonesa Junko Tabei fue la primera mujer en ascender a la cumbre del Everest. Y once días más tarde, la tibetana Phantog, hija de esclavos, se convirtió en la segunda. Se ha cumplido este año el cuarenta aniversario de sus logros.

----

Desde la de 1974 el Everest no había visto un año completo sin alpinistas en su cumbre. Al menos uno lo había conseguido. 2015 ha roto esa racha; las consecuencias derivadas del terremoto en Nepal en abril han provocado esta situación inédita en más de cuarenta años.

El 23 de octubre de 1973 los japoneses Hisashi Ishiguro y Yasuo Kato se convirtieron en los primeros en conquistar la cumbre más alta de la tierra en la temporada post monzónica y en los últimos en alcanzarla hasta que llegó el 16 de mayo de 1975.

Ese día, la japonesa Junko Tabei y el sherpa Ang Tsering llegan a la cumbre.

Junko Tabei: primera mujer en el Everest
Junko Tabei: primera mujer en el Everest
Esta mujer menuda, de apenas 1,50 m. de estatura, comandaba una expedición formada únicamente por mujeres. A pesar de quedar enterrada por una avalancha solo 12 días antes, y de ser rescatada milagrosamente por un sherpa con apenas unas magulladuras y las gafas rotas, alcanzan la cima por la ruta Sureste, la misma que Hillary y Tenzing en 1953.

Este año se ha cumplido este año el cuarenta aniversario de su logro.

Al bajar, Tabei contó sus sensaciones:
No hubo goce en llegar a la cima; fue sólo alivio. Estaba feliz de no tener que subir más. 
De esta forma se convirtió, no solo en la primera mujer en ascender al techo del mundo sino también en la última persona en ver la cima virgen, porque una mastodóntica expedición china plantó en la cumbre un trípode de observación (el trípode chino) solo unos días después.

El 27 de mayo de 1975 la expedición china deja su trípode en el punto más alto del planeta.
Esta expedición perseguía varios objetivos:

- Corroborar ante el mundo su poderío alpinístico y otorgar credibilidad a sus anteriores ascensiones de 1960 al Everest y de 1964 al Sisha Pangma, cuestionadas.
A día de hoy, ambas ascensiones están aceptadas como válidas de forma unánime.

- Poner a la primera mujer en la cima de la montaña más alta de la tierra, objetivo que no lograron por once días.

Trípode chino recién instalado
Instalación del "Trípode Chino"
- Realizar la medición más exacta de la altura del Monte Everest.
El resultado de esa medición, para la que se utilizó el trípode al que apuntaban las diez estaciones de observación instaladas a diferentes alturas y distancias, dio como resultado 8848,13 m. sobre el nivel del Mar Amarillo, que baña las costas de China, incluyendo la capa de nieve. Esa altura es la universalmente aceptada desde entonces, aunque existe cierta discrepancia al respecto porque mediciones posteriores han arrojado la cifra de 8844 o de 8850, según se tenga en cuenta la nieve acumulada o la altura de la roca.

- Hacer un exhaustivo estudio científico en la zona que incluía gran variedad de disciplinas: cartografía, fisiología en grandes alturas, física atmosférica, geología así como flora y fauna.

Y todo ello a mayor gloria del régimen y del pensamiento Marxista-Leninista de Mao Tsetung y de la teoría de la dictadura del proletariado. Estas son palabras textuales del libro que ellos mismos publicaron sobre la expedición. Y mérito no les falta porque para obtener información de primera mano los científicos subieron más allá de los 7000 metros. Para alejar cualquier atisbo de duda, documentan perfectamente toda la expedición y dejan un objeto en la cumbre: el trípode de observación que servirá para realizar sus mediciones. A partir de ese día, ese objeto es conocido como el Trípode Chino.
También dejaron una escalera de aluminio en el Segundo Escalón, el paso más complejo de la ascensión por esa vertiente.

Phantog. Segunda mujer es ascender al Everest
Phantog: segunda mujer en el Everest
Hasta nueve alpinistas hicieron cumbre ese día. Entre ellos se enconstraba la mujer tibetana Phantog, segunda, por los pelos, mujer en coronar el Everest.
A pesar de ser la segunda en llegar a la cumbre, sí se convierte en la primera en ascender por la exigente cara norte. Y la propaganda del régimen aprovechó la ocasión para dejar clara una de sus consignas que cualquiera suscribiríamos: la igualdad entre hombres y mujeres en un hecho contrastado más allá de toda duda.

Phantog llegó a la cima pero otras muchas mujeres de aquella expedición superaron los 8000 metros. Todo un hito en la historia del alpinismo, si no fuera por ese lenguaje propagandista de los regímenes totalitarios, siempre al servicio del propio régimen.
La Gran Revolución Cultural Proletaria barrió las doctrinas reaccionarias y decadentes de Confucio, y todas las ideas del tradicional desprecio por las mujeres fueron repudiadas. 
Los tiempos han cambiando y hoy los hombres y las mujeres son iguales. Cualquier cosa que los camaradas hombres puedan lograr, las mujeres también pueden conseguirlo. 
Phantog: abanderada olímpica en Pekín 2008Phantog era hija de esclavos y sufrió una brutal opresión por parte de sus propietarios desde la infancia, cuando tenía que ir a mendigar con su madre. “Pero la Nueva China nacida en 1949 trajo un acontecimiento de importancia trascendental: el partido comunista sacó a las mujeres del abismo de la miseria”.

Se retiró en 1998 y fue uno de los abanderados que portaban la bandera olímpica en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Y ese trípode que dejaron Phantog y sus compañeros en la cima del Everest fue lo que se encontraron Doug Scott y Dougal Haston, lo siguientes en llegar allá arriba, cuando alcanzaron la cumbre el 24 de septiembre de 1975.
Esa fue la primera foto del objeto obtenida después de su instalación.

Doug Scott en la cima del Everest. Primera foto del tripode chino
Doug Scott en la cima del Everest.
Primera foto del tripode chino
Doug Scott explicó sus impresiones:
"Lo único que señalaba la existencia de alguien era la bandera, y transcurrió algún tiempo antes de que me volviera para mirarla. Sin embargo, aquello era una intrusión desagradable, y había otras cosas que hacer en lugar de mirar objetos hechos por la mano del hombre. 
Pero no podía dejar de observarla, de contemplar aquel trípode y aquella asta de metro y medio de altura, con un rosario de cintas rojas unido a la parte superior. Sacar una foto. ¡Ah, sí! Dougal tenía que hacerme algunas. No había hecho ni una fotografía durante todo el viaje". 
Y también lo hizo Dougal Haston:
…materialmente, frente a mí, había una pértiga de aluminio de agrimensor con una tira de lona roja. En la primavera, las japonesas no habían dicho que hubiesen dejado o visto algo. Por unos momentos me sentí intrigado. Luego, la única respuesta: los chinos pretendían haber subido a la Arista Nordeste, inmediatamente después de la ascensión efectuada por los japoneses (…) Era bueno tener ante nosotros la prueba definitiva. Siempre es desagradable que el éxito de una expedición se vea empañado por las dudas.
En los años siguientes, ese trípode se convirtió en el objeto de deseo de cuantos ascendían el Everest porque confirmaba el éxito de la ascensión.

--
Bibliografía y para saber más
Everest history.
Primer año completo desde 1974 sin cimas en el Everest.
Another ascent of the world's highest peak – Qomolangma. Foreing Languajes Press. Peking 1975
• Chris Bonington;  Everest the Hard Way. London: Hodder and Stoughton. 1976.
• Chris Bonington; “Everest Southwest Face”. American Alpine Journal 20.
• Doug Scott: “Everest South-West Face Climbed”. Himalayan Journal 34.
Arlene Bloom. Everest Chapter 18.

miércoles, 7 de octubre de 2015

El primer campeón olímpico… de Literatura

La edición de los Juegos Olímpicos de Estocolmo 1912  fue la primera en la que se introdujeron competiciones en disciplinas que nada tenían que ver con el deporte: se trataba de competiciones de arte, a saber: escultura, pintura, arquitectura, música y literatura que se mantuvieron en el calendario hasta Londres 1948.

"Oda al deporte". Oro olímpico en Literatura 1912
La primera medalla de oro olímpica en literatura la ganó la obra "Oda al deporte", que se presentó bajo el pseudónimo de Georges Hohrod y Martin Eschbach.
¡Oh Deporte, placer de los dioses, esencia de la vida! Tú eres la Belleza, la Justicia, la Audacia, el Honor, la Alegría, la Fecundidad, el Progreso, ¡Oh Deporte, tú eres la Paz!
A través de ti, la juventud del mundo aprende a respetarse y, de este modo, la diversidad de las virtudes nacionales se convierte en fuente de una emulación generosa y pacífica.
-----

Estocolmo fue la única ciudad candidata para organizar los Juegos Olímpicos de 1912. Como supondrán, fue la ciudad elegida, aunque el Comité Olímpico Internacional, presidido por el fundador Pierre de Coubertin, instó a Suecia a que la organización fuera digna y centrada únicamente en los aspectos deportivos y en el espíritu clásico de los Juegos. Y no menos importante, que fueran más baratos.

Juegos Olímpicos de Estocolmo 1912. Cartel anunciadorLa edición anterior de 1908 se celebró finalmente en Londres cuando la ciudad seleccionada había sido Roma. Una inoportuna erupción del Vesubio en 1907 provocó que los esfuerzos económicos de Italia se destinaran a la reconstrucción de una devastada Nápoles. Así que hubo que cambiar de sede a última hora, con apenas un año de margen. Suponemos que las prisas hicieron que estos Juegos no estuviesen a la altura de las pretensiones del Barón.

Lo cierto es que Suecia se volcó en la organización y desarrollo de los juegos; el propio Rey Gustavo V fue el presidente honorífico del comité organizador. Y el resultado global fue tan satisfactorio a todos los niveles que se considera que fueron estos Juegos Olímpicos de Estocolmo 1912 los que consolidaron el movimiento olímpico, reinstaurado en 1896. Y ello a pesar de que la siguiente edición, la de 1916 en Berlín, tuvo que ser cancelada como consecuencia de la I Guerra Mundial.

Delegación de Finlandia en los JJOO de Estcocolmo 1912
Delegación de Finlandia
en la Ceremonia Inaugural Estocolmo 1912
Fueron muchas las novedades que se introdujeron en aquellos Juegos, como el cronometraje eléctrico de las pruebas de atletismo y la foto finish; muchos los hitos deportivos, como la implantación de la disciplina del decatlón, que había de designar al mejor atleta del mundo; y muchos también los avatares extradeportivos, como que Finlandia, entonces todavía anexionada por la Rusia Zarista hasta su independencia oficial en 1917, desfiló como delegación independiente bajo su propio pabellón, aunque no bajo su propia bandera sino con la de la Asocición de Mujeres Gimnastas de Helsinki.

A su curiosidad dejo conocer un poco más en profundidad los casos del atleta indio americano Jim Thorpe, que representaba a los Estados Unidos y uno de los mejores atletas de todos los tiempos; del Irlandés K.K. McArthur que ganó la maratón corriendo por Sudáfrica; o de Greta Johansson, la saltadora de trampolín sueca, que terminó revolucionando su disciplina como entranadora en Estados Unidos. O el caso de Francisco Lázaro, atleta portugués que falleció mientras disputaba la maratón, pasando así a ostentar el dudoso mérito de ser el primer atleta en fallecer en unos Juegos Olímpicos.

Estocolmo 1912 fue la primera edición de los Juegos Olímpicos en la que se introdujeron competiciones de arte: escultura, pintura, arquitectura, música y literatura.

Pero con ser los primeros Juegos verdaderamente globales, con más de 2400 atletas, 28 países participantes y más de 100 disciplinas, lo que nos interesa realmente de Estocolmo 1912 es que fue la primera edición en la que se introdujeron competiciones en disciplinas que nada tenía que ver con el derpote: se trataba de competiciones de arte, a saber: escultura, pintura, arquitectura, música y literatura.

Competición de Literatura. JJOO de Estocolmo 1912
Competición de Literatura. JJOO de Estocolmo 1912
Eran otros tiempos y el mundo tenía poco que ver con lo que es hoy en día, desde el punto de vista deportivo (algunas de las pruebas que entonces se disputaban provocarían sonrojo actualmente), político, cultural, incluso geográfico.

Todo esto habría de cambiar tras la I Guerra Mundial, que terminó con el viejo mundo para meternos de forma dramática en el s XX. Pero esto es otra historia; se lo cuento únicamente para que entiendan que las motivaciones de entonces poco tenían que ver con las actuales. Así que no les extrañe que, fieles al espíritu olímpico clásico de unir cuerpo y mente, se introdujeran también competiciones artísticas. La condición era que las obras estuviesen relacionadas de alguna manera con el deporte.

Este tipo de competiciones olímpicas de Arte se seguieron dispuntando, con sus modificaciones puntuales, hasta los Juegos de Londres 1948. A partir de entonces se decidió que como sus contendientes eran profesionales, su participación no era admisible en un evento que solo admitía deportistas amateurs. De hecho, los ganadores de estas disciplinas no aparecen en la nómina oficial de Campeones Olímpicos ni sus preseas en el recuento de los medalleros.
De todas formas, como herencia de estas inciativas artísticas quedó el mandato olímpico de que cada ciudad sede de los Juegos tiene que organizar un programa cultural paralelo "para promover las relaciones humanas, el entendimiento mutuo y la amistad entre los participantes y otros presentes en los Juegos Olímpicos".

Pero volvamos a Estocolmo 1912. Las bases para participar en las competiciones de arte eran:
  • La Quinta Olimpiada incluirá competiciones en Arquitectura, Escultura, Pintura, Música y Literatura. 
  • El Jurado sólo considerará obras no publicados exhibidas o realizadas anteriormente, y que tengan relación directa con el deporte. 
  • El ganador de cada una de las cinco competiciones será galardonado con la medalla de oro olímpica. 
  • Las obras seleccionadas se publicarán, exibirán o realizarán, en la medida de lo posible, durante los Juegos Olímpicos de 1912. 
  • Los competidores deben notificar su intención de participar en una o más disciplinas antes del 15 enero de 1912, y las obras en sí deben estar en las manos del jurado antes del 1 de marzo de 1912. 
  • No hay limitación en cuanto al tamaño y extensión para manuscritos, planos, dibujos o lienzos. Solo los escultores están obligados a enviar sus modelos en arcilla y no deben exceder los 80 centímetros de altura, longitud o anchura.
Se enviaron varios ensayos, composiciones musicales, pinturas, obras de escultura y de arquitectura, que fueron sometidas al examen del jurado designado por el Comité Olímpico Internacional.
Las lista de los ganadores y sus obras seguramente no les dirá nada; no obstante también merecen el honor de ser recordados aunque solo sea por ser los primeros campeones olímpicos de arte:

An American Trotter. Oro olímpico en escultura 1912
An American Trotter. Oro olímpico en escultura 1912
• Escultura:
Oro: Walter Winans, USA. Estatuilla de bronze Un trotón americano.
Plata: Georges Dubois, Francia. Modelo de la entrada a un estadio moderno.

• Pintura:
Oro: G. Pelligrini, Italia. Tres frisos conectados que representan Deportes de invierno.

• Arquitectura:
Oro. EUG. Eugène-Edouard Monod  y Alphonse Laverriére,  Suiza. Plan de construcción de un estadio moderno.

• Música:
Oro: Ricardo Barthelemy, Italia. Marcha Triunfal Olímpica.

"Oda al deporte". Oro olímpico en Literatura 1912
Oda al deporte.
Oro olímpico en Literatura 1912
• Literatura:
Oro: Georges Hohrod y Martin Eschbach, Alemania. Oda al deporte.

No pregunten por las medallas de Plata y Bronce; simplemente no se concedieron.

Pero… ¿Quiénes eran estos tales Georges Hohrod y Martin Eschbach, ganadores de la Medalla de Oro en Literatura?

Detrás de este pseudónimo se oculta nada menos que el mísmísimo Barón Pierre de Coubertin, que, además de inspirador de los Juegos Olímpicos Modernos, se convirtió así en el primer ganador de la Medalla de Oro Olímpica en Literatura.

El texto original de Oda al deporte se presentó en dos idiomas, francés y alemán.

Y, traducida al castellano, decía más o menos así:


Oda al deporte

I
¡Oh Deporte, placer de los dioses, esencia de la vida! Has aparecido de repente en medio del claro gris donde se agita la labor ingrata de la existencia moderna, como un mensaje radiante de épocas pasadas, de aquellas épocas cuando la humanidad sonreía. Y sobre la cima de los montes destella un resplandor de la aurora, cuyos rayos de luz salpican el suelo de los oquedales sombríos.

II
¡Oh Deporte, tú eres la Belleza! Eres el arquitecto de este edificio que es el cuerpo humano y que puede convertirse en algo abyecto o sublime dependiendo de si es degradado por las viles pasiones o si es cultivado por el esfuerzo. No existe belleza sin equilibrio y proporción, y eres el maestro incomparable de una y otra pues engendras armonía, ritmas los movimientos, aligeras la fuerza y fortaleces lo que es ligero.

III
¡Oh Deporte, tú eres la Justicia! La equidad perfecta, perseguida en vano por lo hombres en sus instituciones sociales, se instala por iniciativa propia en ti. Nadie sería capaz de superar ni un milímetro la altura que puede saltar ni de un segundo el tiempo que puede correr. Sus fuerzas físicas y morales combinadas son las únicas que determinan el límite de su éxito.

IV
¡Oh Deporte, tú eres la Audacia! Todo el sentido del esfuerzo muscular se resume en una palabra: atreverse. ¿De qué sirven los músculos, de qué sirve sentirse ágil y fuerte, de qué sirve cultivar la agilidad y la fuerza si no es para atreverse? Pero la audacia que inspiras no tiene nada de la temeridad del aventurero que lo juega todo al azar. Se trata de una audacia prudente y meditada.

V
¡Oh Deporte, tú eres el Honor! Los títulos que confieres sólo tienen valor si se adquieren con absoluta lealtad y perfecto desinterés. Si alguien consigue engañar a sus compañeros por cualquier método inconfesable, sufrirá las consecuencias en el fondo de su alma y teme el epíteto infamante que se asociará su nombre si se descubre la trampa de la que se ha beneficiado.

VI
¡Oh Deporte, tú eres la Alegría! A tu llamamiento la carne se anima y los ojos chispean; la sangre circula abundante a través de las arterias. El horizonte de los pensamientos se purifica. Puedes incluso aportar una diversión saludable a la pena de quienes se ven sumergidos por la tristeza, mientras que permites a los que son felices que disfruten de la plenitud de la alegría de vivir.

VII
¡Oh Deporte, tú eres la Fecundidad! Por vías directas y nobles, tiendes al perfeccionamiento de la raza, destruyendo los gérmenes mórbidos y enderezando a su pureza primitiva las taras que la amenazan. E inspiras al atleta el deseo de ver crecer junto a él hijos despiertos y robustos que le sucederán en la pista de deportes y ganarán gloriosos laureles.

VIII
¡Oh Deporte, tú eres el Progreso! Para servirte es necesario que el hombre se perfeccione en cuerpo y alma. Le impones la observancia de una higiene superior y le exiges que se guarde de cualquier exceso. Le enseñas las sabias reglas que infundirán a su esfuerzo la máxima intensidad sin comprometer el equilibrio de la salud.

IX
¡Oh Deporte, tú eres la Paz! Estableces relaciones amistosas entre los pueblos, acercándolos en el culto de la fuerza controlada, organizada y dueña de sí misma. A través de ti, la juventud del mundo aprende a respetarse y, de este modo, la diversidad de las virtudes nacionales se convierte en fuente de una emulación generosa y pacífica.

Pierre de Coubertin. 1912

Otros tiempos, efectivamente.

------
Bibliografía y para saber más:
• Documental Las olimpiadas del sol 1912, de Jenes Lind
The Olympic Games of Stockholm 1912. Official report. (pdf)
In search of the lost champions of the Olympic Art Contests. (pdf)
Un mundo de campeonato: competencias de arte en las olimpiadas.
Concours d'Art 1912 Stockholm.
Olympic Gold Once Honored the Arts.
• "Hohrod and Eschbach", a mistery finally solved. (pdf)
List of Olympic medalists in art competitions.
• Traducción de la Oda al deporte: Revista Olímpica XXVI-32, abril-mayo del 2000. p. 29, sacado de "Oda al deporte", la solución de un misterio.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Libertad de expresión vs. libertad de pensamiento

A mí me llama la atención que siempre se habla, y con razón, de libertad de expresión.

Es obvio que hay que tener eso, pero lo que hay que tener, principal y primariamente, es libertad de pensamiento.

¿Qué me importa a mí la libertad de expresión si no digo más que imbecilidades?

¿Para qué sirve si no sabes pensar, si no tienes sentido crítico, si no sabes ser libre intelectualmente?


El párrafo comenzaba:
Creo que no estamos tanto ante una crisis económica, sino en una crisis de la mente, de nuestra forma de entender el mundo. La crisis más real -con independencia de los problemas económicos, que son muy reales- es la crisis de la inteligencia. No estamos solo ante una corrupción de las cosas, sino ante una corrupción de la mente.
----
Emilio Lledó. Filósofo.

Libertad de expresión vs. libertad de pensamiento. Emilio Lledó

El texto insertado en la imagen lleva algún tiempo circulando por las redes sociales. Yo se la he tomado prestada al facebook de Alberto Gómez Font, que a su vez compartió la imagen desde el perfil de Alejandro Barceló.
La fuente de la frase parece ser la entrevista “La verdadera crisis es la de la inteligencia”.


Y José Luis Sampedro opinaba de forma muy similar, por no decir idéntica:

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Los errores del Quijote

Intencionados o fruto de descuidos, El Quijote está plagado de inconsistencias.

"La verdad es que cuando se dice algo en el Quijote tarde o temprano se contradice. ¿Por qué incluyó Cervantes tantos errores? ¿Cómo puede ser que la obra maestra de todos los tiempos sea la obra más descuidada de todos los tiempos?"

Vamos a ver brevemente a qué nos referimos.

-------

Visiones de Don Quijote. Francisco de Goya
Les voy a desvelar un secreto: el Quijote dista mucho de ser la obra perfecta, redonda y pulida que la mayoría de la gente tiende a creer. Y quienes así piensan suelen ser precisamente aquellos que menos conocen la novela.

Como afirma Thomas A. Lathrop, de la Universidad de Delaware, en su ponencia Las contradicciones del Quijote explicadas: 
"La verdad es que cuando se dice algo en el Quijote tarde o temprano se contradice. ¿Por qué incluyó Cervantes tantos errores? ¿Cómo puede ser que la obra maestra de todos los tiempos sea la obra más descuidada de todos los tiempos? ¿Cómo puede ser el Quijote la obra más perfecta de todos los tiempos y a la vez la más imperfecta?
Y no hablamos de los "mitos" que el pueblo le ha adjudicado a la obra, como la famosa frase de "con la iglesia hemos topado": Don Quijote nunca se "topó" con la Iglesia; tampoco dijo Don Quijote aquello de "ladran, luego cabalgamos".

Intencionados o fruto de descuidos El Quijote está plagado de inconsistencias. Seguramente esto es parte de su mérito. Pero vamos a ver brevemente a qué nos referimos.


Segundo Tomo, tercera salida, quinta parte del Quijote. Avellaneda
• De entrada hay que decir que la Primera Parte del Quijote, publicada en 1605, estaba dividida, a su vez, en cuatro partes. Y al final Cervantes explica que
…don Quijote la tercera vez que salió de su casa fue a Zaragoza, donde se halló en unas famosas justas que en aquella ciudad se hicieron, y allí le pasaron cosas dignas de su valor y buen entendimiento.
Y termina con los epitafios de los principales personales: Don Quijote, Sancho y Dulcinea.
Esto parece sugerir que, en realidad, Cervantes no tenía intención de escribir una continuación. Hasta que el "pérfido" Avellaneda le convenció de lo contrario al protagonizar el plagio más sonado de la literatura.
Así que cuando Cervantes afrontó, todo parece indicar que apresuradamente, la continuación de su obra cometió uno de los errores más llamativos. A su segunda parte la llamó Segunda Parte, cuando la primera ya constaba de cuatro y debería haber sido la Quinta. Avellaneda sí era consciente de esta división interna de la obra cervantina y a su plagio lo llamó Segundo Tomoque contiene su tercera salida y es la quinta parte de sus aventuras.


Episodio de la Cuenva de Montesinos. Gustavo Doré
Lapsos temporales y espaciales.
La Primera y la Segunda partes son bastante diferentes en muchas cosas (entre la gestación de una y otra hay más de diez años); en la primera parte hace referencia a sucesos atemporales y lugares indefinidos mientras que en la segunda ya trata temas relevantes de su tiempo y sitúa muchos de los sucesos en lugares que conocía directamente, como el caso de Barcelona.
Como afirma Care Santos en Vindicación del error en El Quijote:
En la primera parte… si se nombran ciudades no es para que deambulen por ellas sus personajes. Ni siquiera sabemos el lugar del que salió Don Quijote, ese «lugar de la Mancha de cuyo nombre» no es que no quiera acordarse, es que tal vez evita el autor por desconocimiento de la zona y para no caer en errores de bulto.
- La primera vez que sale Don Quijote es un día de julio; sin embargo, cuando Sancho escribe a su mujer unos cuatro meses después, todavía es julio;
- Hacia la mitad de la segunda parte es 16 de julio. Unos capítulos más tarde llegan a Barcelona en vísperas de San Juan (24 de junio).
- En la tercera salida, la que se relata en la segunda parte, inician su camino hacia Ruidera para luego dirigirse a Barcelona. Pues bien; recorren en dos jornadas, a lomos de asno y caballo, la distancia de unos 500 kilómetros que separan las Lagunas de Ruidera del Ebro.
- Justo antes de este magnífico desplazamiento ha tenido lugar el episodio de la Cueva de Montesinos. Dice Care Santos:
Tampoco debió de bajar a la Cueva de Montesinos, porque cuando su personaje lo hace, pese a no llevar tea ni luz de ninguna clase, ve allí maravillas que luego describe con detalle. El Cervantes espeleólogo era, desde luego, peor que el Cervantes de imaginación desbordante.
En este mismo episodio se cita que fue un primo de un licenciado el que llevó a Don Quijote a la cueva; sin embargo, unos capítulos más adelante este primo se convierte en sobrino.


Los epígrafes de los capítulos y los capítulos mismos.
Como todo el mundo sabe, espero, los capítulos del Quijote comienzan con un epígrafe a modo de resumen introductorio. Quizá no hayan leído el Quijote pero hizo lo mismo Umberto Eco en El nombre de la rosa.
- Pues los capítulos 10, 29 y 30 de la primera parte no se corresponden con lo que el epigrafe anuncia. Y en el 36 dice que "trata de la brava y descomunal batalla" que en realidad ha terminado en el capítulo anterior. ¿Es posible que ni el propio Cervantes supiera de qué trataba su propio libro?

- En la primera parte no hay epígrafe ni capítulo 43; salta directamente del 42 al 44.
Algunos de estos errores han sido corregidos por los sucesivos editores pero para Thomas A. Lathrop fue del todo intencionado.

Estas imprecisiones se deben a que estos epígrafes se solían introducir en la propia imprenta a la hora de completar el proceso de realización de los pliegos. Que Cervantes cometiera estos errores se puede deber a descuido, a que acaso no recordaba bien de qué trataba cada capítulo, pero bien pudo ser intencionado, en su afán de imitar y parodiar el estilo de las novelas de caballerías.


Desaparición del asno de Sancho Panza
Rucio, el asno de Sancho Panza.
Conviene aclarar que el solípedo a cuyos lomos cabalga Sancho no tiene nombre sino que se alude a su color. No es negro ni marrón, sino rucio: de color pardo claro, blanquecino o canoso. ¿Por qué este agravio, si el caballo de Don Quijote sí tiene nombre propio? (Rocinante, por si acaso)
Sin duda se trata de una manera de contraponer la importancia del linaje de unos y otros protagonistas, tan del gusto de las novelas de caballerías.

El propio Sancho padecerá también en sus propias carnes estas diferencias de nobleza, pues en él el Bálsamo de Fierabrás no surte los efectos benéficos deseados sino que le resulta nocivo:
…el estómago del pobre Sancho no debía de ser tan delicado como el de su amo, y así primero que vomitase le dieron tantas ansias y bascas con tantos trasudores y desmayos, que él pensó bien y verdaderamente que era llegada su última hora…
…comenzó el pobre escudero a desaguarse por entrambas canales con tanta priesa que la estera de enea, sobre quien se había vuelto a echar, ni la manta de angeo con que se cubría fueron más de provecho; sudaba y trasudaba con tales parasismos y accidentes, que no solamente él, sino todos pensaban que se le acababa la vida…
Un siempre circunspecto Don Quijote justifica estos efectos por la villanía de Sancho:
Yo creo, Sancho, que todo este mal te viene de no ser armado caballero, porque tengo para mí que este licor no debe de aprovechar a los que no lo son.
Sigamos con Rucio: en un momento dado de la Primera Parte le roban el Burro a Sancho. Pero Cervantes enmendó el momento en el que tuvo lugar el hurto de modo que durante toda la primera parte Rucio aparece y reaparece en varias ocasiones.
En la segunda parte, Cervantes intenta explicar estos misteriosos vaivenes: “por culpa de los impresores”, lo cual “ha dado en qué entender á muchos, que atribuían á poca memoria del autor la falta de emprenta”.


Teresa Panza recibe una carta
La esposa de Sancho Panza.
En el capítulo 36 de la Segunda Parte Sancho escribe una carta a su esposa: "Carta de Sancho Panza a Teresa Panza, su mujer".
Sin embargo, en el capítulo 52 de la Primera Parte, se dice textualmente:
…respondió Juana Panza, que así se llamaba la mujer de Sancho, aunque no eran parientes, sino porque se usa en la Mancha tomar las mujeres el apellido de sus maridos.
Y en el capítulo 50 de la Segunda Parte, el epígrafe adelanta "…el suceso que tuvo el paje que llevó la carta a Teresa Sancha mujer de Sancho Panza". ¿Otro nombre?
La edición online del Quijote del Centro Virtual Cervantes dice en este punto que puede tratarse de una errata de Cervantes, aunque no lo corrigen por las dudas. Consideremos que era frecuente en los pueblos (como lo sigue siendo hoy en día con los miembros de una misma familia) llamar a la mujer añadiéndole el nombre del marido en forma femenina para diferenciarla de otras con el mismo nombre.


¿Quién es el responsable de tales desmanes?
Cervantes le echa la culpa en varias ocasiones a las prisas y a los editores: "Las obras que se hacen apriesa nunca se acaban con la perfección que requieren". Y es que si conocieran el proceso de impresión de la época entenderían muchos de los errores y erratas de las primeras ediciones.

Torrente Ballester explica que "el Quijote pertenece a una época sin demasiada vacación por lo perfecto". Y apostilla: "La perfección es un valor estético para el que [los españoles] carecemos de sensibilidad".

Para Nabokov, que estudió el Quijote y llegó a impartir una serie de conferencias sobre la obra en la Universidad de Harvard en el curso académico 1951-1952:
"Da la impresión de que mientras escribía la segunda parte no tenía un ejemplar de la primera sobre la mesa, no lo hojeó nunca: parece recordar esa primera parte como la recordaría un lector medio, no como la recordaría un escritor"
También hay que señalar que Cervantes quiso escarmentar al plagiador Avellaneda modificando de forma intencionada el recorrido de las aventuras de Don Quijote y cuando cita en la verdadera Segunda Parte la imitación y a su autor en lo que es, seguramente, el único libro que leyó Don Quijote del que se tiene noticia expresa.

Sostiene Thomas A. Lathrop como explicación a tanto desajuste que todo esto es intencionado en Cervantes, que no hace otra cosa que imitar el estilo de los Libros de Caballerías, en concreto del Amadís de Gaula: un libro dividido en cuatro partes (como la primera parte del Quijote), la tendencia a cambiar parentescos, y el deseo expreso de Don Quijote de imitar a Amadis, explícito en varios pasajes de la obra Cervantina.

Sea como fuere, las lecturas del Quijote son infinitas. Por eso es la mejor obra de la literatura universal (en castellano, al menos) aunque no tenga tantos lectores como hagiógrafos.

----
Bibliografía:
Vindicación del error en El Quijote.
• Martín de Riquer; Para leer a Cervantes. Ed. Acantilado. 2003
• Thomas A. Lathop: Las contradicciones del Quijote explicadas. Actas del X Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas 1989.
Imprecisiones del Quijote: cualquiera se equivoca… (De donde está sacada la ilustración de "No-burro" de Sancho).
• Vladimir Nabokov; Curso sobre el Quijote. RBA. 2010.
Pérdida y recuperación del Asno de Sancho.
Exposición virtual: Ediciones académicas del Quijote. Universidad de Navarra.

viernes, 18 de septiembre de 2015

El 99,8% de la literatura es puro pis de gato

"Después de todo, al menos el 99,8 por ciento de la producción literaria de nuestros tiempos -como la de todos los tiempos- es puro pis de gato. Si uno dice esto con franqueza se hace muy impopular y me acusarían de envidia".

-----

Aldous Huxley
Aldous Huxley podrá no ser santo de vuestra devoción literaria, pero una cosa es cierta: fue un visionario y su descripción de la sociedad moderna y futura está muy lejos de haber quedado obsoleta.

Pero más allá de Un mundo feliz y de su inquietante visión sobre la sociedad, Huxley fue un gran polígrafo; no, no se dedicaba a detectar las mentiras de aquellos a quienes interrogaba (en un ejercicio de anticipación en algunas décadas al Rick Deckard de Philip K. Dick en sus ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? -Blade Runner), sino que cultivó numerosos géneros: escribió novelas, relatos, poesía, libros de viajes, ensayos… y el apellido Huxley ha dado al mundo destacadas personalidades en la biología, medicina, el arte y la ciencia.
Su abuelo fue un célebre biólogo evolutivo y su padre fue un notable editor; su hermano Julian fue uno de los primeros divulgadores científicos y el primer director de la UNESCO; y su hermanastro Andrew Fielding recibió el Nobel de medicina.

Murió el mismo día que JFK; curiosidades de una biografía completa y compleja.

Lo cierto es que fue un escritor de éxito y un personaje popular en los ámbitos culturales y sociales de su tiempo, incluídas sus veleidades con el misticismo y la parapsicología y sus devaneos con sustancias estupefacientes, con las que experimentó en su propio organismo y sobre las que llegó a escribir un par de tratados sobre sus efectos.
Como seguramente sabrán, el propio Huxley había convertido en protagonista de su Un mundo feliz a una sustancia "milagrosa", una especie de bálsamo de Fierabrás moderno, a la que denominó Soma, de sorprendentes y edificantes efectos.

En un momento dado, el diario Daily Express le ofreció la dirección de su sección de crítica literaria.

Permítanme una digresión sobre este diario. Conservador en su línea editorial, fue uno de los pioneros del periodismo moderno tal y como lo entendemos hoy en día: fue, por ejemplo, el primero en publicar crucigramas y uno de los primeros en incorporar en sus páginas "chismes" e información deportiva; su enorme éxito a partir de los años 30 se debió a la incorporación a su estrategia de una agresiva campaña de marketing y a la explotación de esa herramienta tan actual de polemizar con otros diarios de la competencia. Al mismo grupo pertenece el tabloide Daily Star, con lo que de definitorio tiene el término tabloide.

Pero otra de las cosas que el Daily Express hizo bien, de la mano de su editor Lord Beaverbrook (cuya biografía también merecería un repaso), fue la de investigar y mantenerse al día de los intereses y gustos de los lectores. Hoy en día esto es una estrategia bastante habitual, pero entonces (como también ahora, por otra parte) primaban las inclinaciones ideológicas.

Y no fue hasta los años 70 cuando el Washinton Post le dio otra vuelta de tuerca al oficio cuando, viendo a sus lectores exhaustos de información política tras el Watergate, impulsó desde sus páginas y popularizó definitivamente el periodismo SMERSH, las siglas en inglés de Ciencia, Medicina, Educación, Religión y toda esa mierda (Science, Medicine, Education, Religion and all that SHit), que es la fórmula dominante en la actualidad, sobre todo con la consolidación de internet y, como consecuencia, el auge de los medios digitales y de las redes sociales.

Pues bien; en ese contexto es cuando se produce la oferta del Daily Express a Huxley para dirigir su sección de crítica de libros.

Pero declinó elegantemente por las molestias que le provocaría tener que
escribir todas las semanas contra reloj y, peor aún, tener que leer toda la literatura contemporánea para luego, si me manifiesto con honradez, pelearme con casi todos mis colegas literarios.
Porque después de todo, al menos el 99,8 por ciento de la producción literaria de nuestros tiempos -como la de todos los tiempos- es puro pis de gato. Si uno dice esto con franqueza se hace muy impopular y me acusarían de envidia.
Más adelante afirmaría que el 80% de Shelley es increíblemente malo; y de otros poetas destacados dirá que de su obra se puede sacar tanto bueno como Radio se obtiene de la pecblenda: "un gramo por cada doscientas toneladas".

Ahí queda eso. A su juicio dejo la consideración de si este exabrupto es correcto o injusto.
En todo caso Huxley merece una lectura sosegada, sin prejuicios y con espíritu crítico, aunque solo sea para comprender por qué la mayor parte de los totalitarismos modernos han censurado sus obras.

---
Bibiografía y para saber más
• Página decidada a Aldous Huxley.
Huxley y los utopiáceos: soma, mescalina, LSD.
• Referencias y enlaces sobre Huxley en somaweg.org.
Entrevista a Aldous Huxley.
• Jesús Callejo; Enigmas literarios. Secretos y misterios de la historia de la literatura. Ed. Corona Borealis. Madrid. 2004.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Esos sonidos que emiten los animales… y que igual no conoces

Los perros ladran; los gatos maúllan… pero: ¿sabes qué animales himplan, gañen, arrúan, zurean o estridulan?
¿Cómo se llaman los sonidos que emiten algunos animales? 
Veamos varios de los más habituales y otros verdaderamente curiosos.

El ciervo brama, rebrama o berrea


Animal            Qué hace  /  Qué sonido emite  /  Verbo

Perro              ladra  /  ladrido  /  ladrar
Zorro              gañe  /  gañido  /  gañir
                        (el RAE lo atribuye también
                        al sonido del perro cuando lo maltratan)

Lobo               aúlla   /  aullido  /  aullar
                        (al parecer, el Zorro y el Coyote también aúllan)

Hiena              ríe  /  ¿risa?  /  reír
Gato                maúlla  /  maullido  /  maullar
                        (también maúlla el Tigre)    

León                ruge  /  rugido  /  rugir
Pantera           himpla  /  ¿?  /  himplar
                        (como ven, los felinos no se aclaran)

Cerdo              gruñe  /  gruñido  /  gruñir
                        (los Osos también gruñen)

Jabalí              arrúa  /  ¿?  arruar
                       (cuando lo persiguen; si no, gruñe)
                        No me resisto a añadir que,
                        cuando los jabalís, jabalíes o jabalises
                        escarban la tierra en busca de alimento
                        se dice que hozan.

Vaca                muge  /  mugido  /  mugir
Toro                brama  /  bramido  /  bramar
                        (lo mismito que el Búfalo)
                        (también muge o bufa)

Ciervo             brama  /  bramido  /  bramar
                        (también se le dice Rebramar)
                        (sin embargo, en la época de celo se dice que Berrean)

Oveja              bala  /  balido  /  balar
                        Cabra, Carnero, Borrego... también balan)

Caballo           relincha  /  relincho  /  relinchar
                        (como habrán imaginado, también relincha la Yegua)

Burro              rebuzna  /  rebuzno  /  rebuznar
                        (también se dice que Roznan)
                        (Asno, que es lo mismo que Burro,
                        y Mula también rebuznan)

Elefante          barrita  /  barrito  /  barritar
                        (el Rinoceronte también barrita)

Ratón              musita  /  chillido  /  musitar     
Marmota         silba  /  silbido  /  silbar
Serpiente        sisea  /  siseo  /  sisear
Pavo               gluglutea  /  glugluteo  /  gluglutear
Pato                parpa  /  graznidos  /  parpar
Águila             gañe  /  gañido  /  gañir
Gorrión          gorjea  /  gorjeo   /  gorjear
Ruiseñor        trina  /  trino  /  trinar
Gaviota          grazna  /  graznido  /  graznar
Delfín             chasca  /  chasquido  /  chascar
Búho              ulula  /  ululato  /  ulular
Paloma          zurea  /  zureo  /  zurear
Cigarra          chirría  /  chirrido  /  chirriar
Langosta        estridula  /  ¿?  estridular
Cocodrilo       llora  /  lloro  /  llorar


La Gallina cacarea
La Ballena canta
Abejas, Avispas y moscas zumban
Los Loros parlotean
La rana croa 


¿A que se han dado cuenta de que muchos de estos sonidos se aplican habitualmente también a seres humanos?

Seguro que hay muchos más, de animales similares a los mencionados, o variantes locales propias de algunos países o regiones.

¿Nos lo cuentas?

---
Ningún animal ha sufrido daño en la elaboración de este apunte ni ha sido obligado mediante treta alguna a proferir su sonido natural.
Apunte elaborado con la inestimable colaboración del DRAE y del DIRAE.

Disculpen si la lista no ha quedado muy bien alineada. Cosas de blogspot ajenas a mi voluntad.

martes, 8 de septiembre de 2015

Los profesores que nos merecemos

La labor de un educador, maestro o profesor va mucho más allá de impartir unas materias o evaluar unos resultados. El objetivo es conseguir que los educandos se conviertan en personas libres e independientes, con capacidad de analizar,  juzgar y concluir con criterio y espíritu crítico, a salvo de manipulaciones, seguidismos o modas.
Desde el Dómine Cabra a César Bona las cosas han cambiado mucho. Estos son algunos ejemplos de los maestros y profesores que nos merecemos.

---------


Cada año, cuando comenzaba el curso escolar, nos preguntábamos cómo serían nuestros nuevos profesores, si responderían a lo que nos habían contado de ellos, para bien o para mal, o cuánto de aburridas o interesantes serían sus clases.
De una forma u otra dejaron su impronta: desataron vocaciones, provocaron fobias, demostraron su vocación educadora o dejaron constancia de su incompetencia. Seguramente también nosotros dejamos nuestra huella en ellos en forma de nostalgia, de fracaso o de satisfacción por un trabajo bien hecho.

La labor de un educador va mucho más allá de impartir unas determinadas materias o exigir unos resultados académidos. Cumplir con un temario permanentemente sometido a las veliedades del gobierno de turno es un mínimo no un fin en sí mismo. El objetivo es conseguir que los educandos se conviertan en personas libres e independientes, con capacidad de analizar,  juzgar y concluir con criterio y espíritu crítico, a salvo de manipulaciones, seguidismos o modas.

Cierto es que la realidad y la ficción no están necesariamente unidas; pero no por ello debemos dejar de aspirar a la excelencia que nos ha mostrado la literatura o el cine.

Desde el Dómine Cabra a César Bona las cosas han cambiado mucho. Estos son algunos ejemplos de los maestros y profesores que nos merecemos.


Escena de la película My Fair Lady
Pigmalion
La obra original de George Bernard Shaw fue daptada primero como musical en Broadway, y después al cine, como My fair lady.
Un profesor de fonética, convencido de que el lenguaje y maneras de una persona condicionan defintivamente sus posiblidades de ascenso y reconocimiento social, se entrega a la tarea de transformar a una modesta florista de origen humilde en una dama de alta sociedad. Y apuesta a que lo consigue en seis meses.
Como supongo que han visto la película, o al menos han oido hablar de ella, excuso decirles que la malhablada florista consigue sorpender a todos cuando sus modales barriobajeros devienen en un cultivado acento estándard de la clase alta.

En realidad, el desenlace de la novela no es todo lo feliz que quedó plasmado en el producto de Hollywood. Y las motivaciones de los protagonistas distan mucho de ser altriustas, pero lo interesante de la fórmula es la afirmación de que la educación es un instrumento necesario para tener un acceso amplio a la realidad.
Seguramente les suene esta manida frase:
La lluvia en Sevilla es pura maravilla
que no es otra cosas que la traducción al castellano de uno de los ejercicios de aprendizaje de la protagonista.
The rain in Spain stays mainly in the plain
George Bernard Shaw ganó el Nobel de Literatura en  1925 y un Óscar en 1938


Roland 'Prez' Pryzbylewski como profesor de matemáticas en The Wire
The wire
En la cuarta temporada de la aclamada serie de TV la trama se centra en el sistema educativo y en las bolsas de violencia y analfabetismo que provoca el tráfico de drogas. Roland 'Prez' Pryzbylewski ha abandonado la Unidad de Delitos Mayores de la policía y aparece en esta temporada entregado a su labor como profesor de matemáticas de un instituto de la zona más conflictiva de la ciudad.

Pryzbylewski se entrega a la labor de rescartar del mundo de la delincuencia a sus alumnos. Y lo hace a base de mostrarles cómo una buena formación integral permite situar al mundo criminal como un callejón sin salida, sin perspectivas.
Su objetivo no es obligar, no sin dificultades, a sus alumnos a superar unas pruebas de evaluación sino que se centra en educar. Según sus propias palabras: "Cada niño se merece una oportunidad".


Escena de "mentes peligrosas", Dangerous minds
Mentes peligrosas. Dangerous minds
Película estrenada en 1995 se basa en la obra My Posse Don't Do Homework, autobiografía de LouAnne Johnson, marine retirada y profesora de educación secundaria en un entorno con graves problemas raciales y económicos.
El papel de LouAnne Johnson fue interpretado por Michelle Pfeiffer. A través de sus dificultades con las desestructuradas realidades de sus alumnos, supimos que Dylan no es lo único que tienen en común Bob Dylan y Dylan Thomas.

De nuevo las autoridades educativas se van a interponer en sus métodos educativos, más tendentes a la integración social de sus alumnos que a los resultados académicos.
Si ha visto la película, ustedes dirán si les parece que tiene o no final feliz, pero al final tiene lugar uno de esas escenas que dignifican la labor de todo profesor: el homenaje y reconocimiento explícito de sus alumnos.
También esta película nos enseñó que de una "insulsa" melodía de Stevie Wonder se podía sacar una potentísima adaptación.



El club de los poetas muertos. Oh capitán, mi capitán
El club de los poetas muertos.
Si de escenas de reconocimiento hacia el maestro hablamos no queda más remedio que recurrir a la película de Peter Weir de 1989 y a su desenlace.
Robin Williams, profesor de literatura en los exclusivos ambientes británicos de los años 50, utiliza la poesía como arma cargada de futuro.
"Aquí aprenderán a pensar por sí mismos".

Al éxito de este filme debemos seguramente la extensión de la expresión altina carpe diem, la reivindicación de uno de los poetas malditos de la literatura norteamericana, Walt Whitman, y el redescubrimiento del poema que le dedicó al presidente Abraham Lincoln tras su asesinato, y que comienza así:
¡Oh, Capitán! ¡Mi Capitán!
las mismas palabras con las que los alumnos homenajean a su profesor cuando es despedido.


adiós muchachos; Au revoir les enfants
Adiós muchachos. Au revoir les enfants
Película de Loui Malle de 1987 que narra sus propias experiencias como alumno de un internado católico de la Francia de la segunda guerra mundial. En un contexto bélico uno de los alumnos, judío por más señas, es ocultado en el centro para salvaguardarlo de los horrores que seguro le esperan si cae en determinadas manos.
Amistad y traición forman un cóctel de final dramático, como el propio Malle explicó en el estreno de la película:
“Han pasado más de 40 años, pero hasta el día que me muera recordaré cada segundo de aquella mañana de enero”.
 La figura del sacerdote "apela siempre a la caridad, a compartir y a ayudar a los desvalidos" y cuando al final es detenido y su destino es inexorable, se despide con un elocuente:
Adiós, muchachos. Hasta pronto.

Los chicos del coro
Los chicos del coro.
Christophe Barratier, 2004.
Esta vez es la música el vehículo catalizador del rescate de los niños difíciles de un internado. De nuevo el maestro acabará por ser despedido por saltarse las reglas no sin antes haber consiguido motivar y reconducir a unos alumnos sometidos a los absurdos rigores de un sistema educativo represor.

El homenaje de su alumnado, que tiene prohibido despedirse de su tutor, se realiza en forma de mensajes de despedida y solidaridad arrojados con aviones de papel desde las aulas.
La película pone de relieve sin demasiados edulcorantes artificiales la delicada y comprometida relación entre profesor y alumno.
Apuesto a que recuerdan algunas de las piezas que formaban parte de la banda sonora.




La lista es larga pero no caben todos. A su curiosidad dejo investigar sobre:  
El pequeño salvaje de François Truffaut
Hoy empieza todo de Bertrand Tabernier;
La clase de Laurent Cantet;
La profesora de historia de Mention-Schaar;  
El maestro de Giacomo Campiotti;  
Hijos de un dios menor de Randa Haines
La sonrisa de Mona Lisa de Mike Newell;
El profesor de Tony Kaye…



Estos días comienza un nuevo curso escolar. Este apunte va dedicado a todos los decentes, educadores, maestros, profesores: a los que luchan día día por sacar lo mejor de sí mismos y de sus alumnos y también a los que algún día tuvieron vocación.

-----
Bibliografía:
•  George Bernard Show; Pigmalion.
•  “The Wire” o cómo ser profesor y no morir en el intento.
“Au Revoir Les Enfants (Adios Muchachos)” (1987), de Louis Malle (Francia).
• Si quieren saber más encontrarán muchos más ejemplos en 45 películas basadas en la figura del docente
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...