martes, 30 de abril de 2013

"Yo tengo ese problema: no me gusta leer". Evo Morales

Estas palabras son de Evo Morales, presidente de Bolivia, pronunciadas cuando firmaba una ley que elimina dos impuestos para el comercio de los libros:

“Yo tengo ese problema. No me gusta leer”.

Continuó explicando que de los libros que le regalan “a veces a lo máximo” ve los títulos, algún capítulo, o unos párrafos o páginas, pero no termina de leer las obras.

“Tengo ese problema, soy sincero”.

Reconoció; y agregó que tiene ganas de leer libros pero no sabe cómo enamorarse de la lectura.

Sin embargo, alegó que su Vicepresidente, Álvaro García Linera, es un buen lector y escritor de libros, principalmente sociológicos.

Pero no es el único presidente Latinoamericano con este "problema".

El entonces candidato -y hoy presidente- a la presidencia de México, Enrique Peña Nieto, naufragó patéticamente en la Feria del Libro de Guadalajara cuando le preguntaron qué tres libros le habían marcado más en vida política y personal.

Los balbuceos, incorrecciones, evasivas… solo se vieron superados por el sudor frío que debia recorrer su cuerpo y por el desconcierto (y sarcasmo) de su auditorio.

Y si no me creen… vean:



También el expresidente de México, Vicente Fox cometió un error de bulto al atribuir, desde en su cuenta de tuiter, el Premio Nobel a Jorge Luis Borges.

La postura de Morales es sincera, sin requiebros; no en vano es el presidente de un país, siendo muy generosos, en vías de desarrollo. Así que, seguramente, él mismo es el exponente del país que gobierna y adapta su discurso a su auditorio.

Justo lo mismo que intenta hacer Peña Nieto, presidente del país con mayor número de hispanoparlantes, en una de la Ferias del Libro más importantes del mundo, pero, como han visto, con resultados opuestos.

Pero ambos casos pornen de manifiesto dos cosas:

- Los dirigentes no leen;
- Se preparan muy mal sus comparecencias.

La duda que me asalta es si hacen este mismo tipo de lecturas con los tratados, leyes, proyectos… que sacan adelante sus gobiernos.

Desconozco si el presidente Rajoy lee o no lee; o qué lecturas le gustan.

....
Fuente: Lamula.pe

lunes, 29 de abril de 2013

Bibliotecas para manipular la historia

Hay bibliotecas cuyo principal objetivo es manipular la historia. Este es el caso de la George W. Bush Library.

Decía Carl Sagan: "una biblioteca nos conecta con las ideas y el conocimiento de las grandes mentes de los mejores maestros, para inspirarnos a hacer nuestras propias aportaciones al saber colectivo de la especie humana"

Y continuaba:
"La historia está llena de gentes que, por miedo, ignorancia o ansia de poder, han destruido tesoros de inconmensurable valor que realmente nos pertenecen.  No debemos permitir que ésto vuelva a ocurrir"
Por desgracia, las definiciones de Biblioteca que se pueden encontrar, tanto en RAE como en wikipedia, por ejemplo, son meremente descriptivas: lugar donde se guardan libros -en su más amplia acepción- y documentos para que queden disponibles para su estudio.

No se hace referencia a aspectos como equidad, justicia, manipulación, fragmentación, objetividad, pluralidad…; pero sí se menciona expresamente que están al servicio de la institución que las promueve.

No todas son así, obviamente.

Pero hace unos días hemos asistido a una inaugiración vergonzante que haría palidecer al bueno de Sagan: la inauguración en Estados Unidos de la Biblioteca George W. Bush, destinada a preservar y reivindicar el legado del presidente que le da nombre, uno de los más lamentables dirigentes que ha dado ese país y, acaso, la historia moderna.

Con la presencia de todos los presidentes norteameticanos vivos (incluidos Clinton y Obama), en los triunfales discursos -incluido el de Obama- no hubo una sola mención a los acontecimientos más penosos y sangrantes de su mandato y que son parte principal de su aportación a la historia: Cárcel de Guantánamo, Guerra de Afganistán, Invasión de Irak en busca de unas armas de destrucción masiva inexistentes…

Una búsqueda dentro de la web por los criterios como "Guantanamo" o "Weapons of mass destruction" arrojan 0 resultados; y buscando por "Afghanistan", los resultados son del todo partidistas e interesados.

No sabemos si algunos de los patronos, benefactores o, incluso, usuarios, son José María Aznar, Tony Blair o Durao Barroso; o si hay una sección específica destinada a las Islas Azores.

Y es que hay bibliotecas cuyo principal objetivo es manipular la historia y la mente colectiva de los pueblos.

No debemos permitir que esto vuelva a suceder.

viernes, 26 de abril de 2013

Sr. Gallardón: ¿ha leído usted a Delibes?

Eso parece, cuando lo cita interesadamente para justificar la reforma de ley del aborto que tiene previsto aplicar. O quizá no; o, cuando menos, ha hecho una lectura fragmentaria y tendenciosa. Así que no creo que le importe que yo haga lo mismo.

El Delibes de “No hay nada más progresista en la vida que defender la vida”, es el mismo de Los Santos Inocentes. Y usted, señor Gallardón, se comporta como el señorito Iván en su cortijo:
- ¡no tire, señorito, es la milana!
pero el señorito Iván notaba en la mejilla derecha la dura caricia de la culata, y notaba, aguijoneándole, la represión de la mañana y notaba, asimismo, estimulándole, la dificultad del tiro de arriba abajo, en vertical y, aunque oyó claramente la voz implorante del Azarías,
¡señorito, por sus muertos, no tire!
no pudo reportarse, cubrió al pájaro con el punto de mira, lo adelantó y oprimió el gatillo y, simultáneamente a la detonación, la grajilla dejó en el aire una estela de plumas negras y azules, encongió las patas sobre sí misma, dobló la cabeza, se hizo un gurruño, y se desplomó, dando volteretas, y, antes de llegar al suelo, ya corría el Azarías ladera abajo, los ojos desorbitados, regatenado entre las jaras y la montera, la jaula de palomos ciegos bamboleándose ruidosamente en su costado, chillando,
¡es la milana, señorito! ¡me ha matado a la milana!
y el señorito Iván tras él, a largas zancadas, la escopeta abierta, humeante, reía,
será imbécil, el pobre,
como para sí, y, luego elevando el tono de voz,
¡no te preocupes, Azarías, yo te regalaré otra!
milana bonita, milana bonita,

y el señorito Iván, a su lado
debes disculparme, Azarías, no acerté a reportarme, ¡te lo juro!, estaba quemado con la abstinencia de esta mañana, compréndelo…
(…)

y el señorito Iván,
a ver si aciertas a consolar a tu cuñado, Paco, le he matado el pájaro y está hecho un lloranduelos,
reía, y, a renglón seguido, trataba de justificarse.
Tú, Paco, que me conoces, sabes lo que es una mañana de aguardo sin ver pájaro ¿no? bueno, pues eso, cinco horas de plantón, y, en éstas, esa jodida graja pica de arriba abajo, ¿te das cuenta?, ¿quién es el guapo que sujeta el dedo en estas circunstancias, Paco?

explícaselo a tu cuñado y que no se disguste, coño, que no sea maricón, que yo le regalaré otra grajilla, carroña de ésa es lo que sobra en el Cortijo
(…)

Como dice haber leído a Delibes, le entiendo conocedor de cómo acaba la historia. Ni por un momento sospeche que le deseo el mismo desenlace, pero sí que modifique su comportamiento de señorito Iván y deje de tratarnos como Azarías.


Detesto a los políticos de prostituyen la literatura para ponerla a su servicio. Porque me obligan a hacer lo mismo.

La próxima vez que quiera parafrasear a un "escritor" le recomiendo el mucho más afín Juan Manuel de Prada y su inefable "Yo no soy de derechas; yo soy premoderno". Le pega mucho más.

jueves, 25 de abril de 2013

Lo que la historia y crítica literarias le deben a Heraclio Fournier

Heraclio Fournier es fabricante de naipes desde 1868. Acaso el más famoso. Cualquier jugador de cartas sabe que no es lo mismo jugar con una baraja Fournier que con cualquier otra, imitación o no.

Pero su imagen ha trascendido los juegos de cartas para alcanzar cotas soprendentes. Y es que su influencia ha llegado a los estudios de Historia y Crítica de la Literatura Española. ¿Cómo?

Los que hayáis estudiado Historia de la Literatura y Crítica Literaria ya sabéis de qué hablo.

Para los que no, quizá os sorprenderá saber que los naipes de Heraclio Fournier sirvieron de portada para la colección Historia y Crítica de la Litertura Española.

Comenzaron con el palo de Oros, y el As de oros fue la portada para el primer número dedicado a la literatura medieval. Y siguieron, recorriendo las diversas épocas de la literatura, hasta el 9 de oros, dedicado a los "nuevos nombres".

Como el proyecto era ambicioso, se editaron los suplementos correspondientes a cad época, usando el palo de Espadas.

Los mejores especialistas mundiales en Literatura Española aparecen en el elenco de autores:
Alan Deyermond, Francisco Rico, Manéndez Pidal, Américo Castro, Dámaso Alonso, García Gómez, María Rosa Lida de Malkiel, Pedro Salinas, Mario Vargas Llosa, Juan Manuel Cacho Blecua, Avalle Arce, Juan Goytisolo, Luis Cernuda, Víctor García de la Concha, María Jesús Lacarra, Fernando Lázaro Carreter…

La nónima es infinita. Algunos de ellos fueron mis profesores. Todo un lujo.

Quisiera mencionar expresamente a María Jesús Lacarra, a quien, aunque ella no lo sepa, le debo estar hoy aquí hablando de libros, de lectura, de cultura, de literatura…





Permítename este modesto homenaje a una obra imprescindible: Historia y Crítica de la Literatura Española. Editorial Crítica.

miércoles, 24 de abril de 2013

La quema de libros es una metáfora de la esclavitud


Los enemigos históricos de la libertad han recurrido desde siempre a una suprema barbarie: la hoguera. O quemaban herejes o quemaban libros.

La quema de libros representa algo más que un mandamiento atroz: es una metáfora de la esclavitud.

Quien no leía, tampoco almacenaba conocimientos. Y quien no almacenaba conocimientos era apto para la sumisión.

---------

¿Quién duda que leer es reconocernos en los otros, desentrañar lo que somos, recuperar lo que hemos vivido, incluso lo que no hemos vivido, resarciéndonos de nuestras propias carencias?
Recuérdese que todos aquellos que se han valido de la opresión (desde los terrores inquisitoriales a los de cualquier censur a dictatorial) para programar el mantenimiento de sus poderes, han coartado la libre circulación de las ideas.

Los enemigos históricos de la libertad han recurrido desde siempre a una suprema barbarie: la hoguera. O quemaban herejes o quemaban libros.

En las ficciones futuristas de un mundo amorfo, despersonalizado, regido por computadoras, la quema de libros representa algo más que un mandamiento atroz: es una metáfora de la esclavitud.

Bien sabemos que destruir, prohibir ciertas lecturas ha supuesto siempre prohibir, destruir ciertas libertades. Quien no leía, tampoco almacenaba conocimientos. Y quien no almacenaba conocimientos era apto para la sumisión.

De lo que fácilmente se deduce que conocimiento y libertad vienen a ser nutrientes complementarios de toda aspiración a ser más plenamente humanos".

-----
José Manuel Caballero Bonald. Discurso de la ceremonia de entrega del Premio Cervantes 2012.

jueves, 18 de abril de 2013

¡A la calle!, que ya es hora

¡A la calle!, que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.
----------

Gabriel Celaya. San Sebastián 1988. www.gabrielcelaya.com
Hoy es el aniversario de la muerte de Gabriel Celaya, uno de los principales exponentes de la poesía española de postguerra, conocido por su poesía comprometida, también conocida como poesía social. Su nombre va inevitablemente unido al de otro grande: Blas de Otero.

Siempre defendió la idea de una poesía no elitista, al servicio de las mayorías, para transformar el mundo. Este ideario se plasmó magistralmente en su, seguramente, poema más conocido: La poesía es una arma cargada de futuro. Recuerdan…
Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo. 

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Pero hoy les traigo otros versos que demuestran cómo la poesía social, aunque parecía superada, sigue estando vigente.
¡A la calle!, que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

Españoles con futuro
y españoles que, por serlo,
aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno.

Lean en poema completo España en marcha








------
#RecomiendoLeer

martes, 16 de abril de 2013

Científicos españoles en los billetes de pesetas

En una entrada anterior vimos los escritores españoles que han aparecido en los antiguos billetes de pesetas. En este caso mostramos los billetes que incluyeron a científicos.

Como verán, la Ciencia brilla estrepitosamente por su ausencia, tal es el tratamiento que ha recibido la Ciencia en lo que a papel moneda se refiere, espejo del trato tradicional que ha recibido en nuestra sociedad y sistema educativo.

----------------

En el apunte anterior os mostramos una galería de escritores españoles que quedaron inomortalizados en los antiguos billetes de Pesetas.

Un amable lector (la entrada fue meneada) comentó:
"Estos billetes explican un poco el problema de España: escritores, poetas y tal... ni un puto ingeniero o premio nobel (espero equivocarme)";
A lo que otro le respondió en estos términos:
"Es verdad. Me da envidia ver las libras esterlinas con Newton y demás ingenieros y matemáticos. España es de letras". 
Ese comentario me pareció un prejuicio,  pero como quiera que prejuicio es "una opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal", y este tema lo conocía mal, he decidio investigar un poco para comprobar cuánto hay de cierto en esa afirmación.

Desgraciadamente, la conclusión es que hay que darle la razón. 

El Banco de España ha dedicado series enteras de billetes a Reyes, Pintores y escultores, Conquistadores, Músicos, Políticos, Santos, Escritores incluso…  algunos de más que cuestionable mérito; pero la Ciencia brilla estrepitosamente por su ausencia.

Por desgracia el periodo de la ilustración en España es poco conocido y peor estudiado; por un lado, por la influencia del periodo francés, y por otro, por la mayor importancia que tradicionalmente se le ha dado a otros periodos de la historia de España.

Añadan a eso la prácticamente nula presencia de la Historia de la Ciencia en los temarios académicos, siempre eclipsada por otras disciplinas como la literatura, el arte o la historia: demasiados reyes ineptos y pocos científicos pueblan los planes de estudios.

Salvo error u omisión, esto es todo lo que he encontrado. Si alguien conoce algún otro caso, con mucho gusto será incluido en esta exigua lista:


Jorge Juan y Santacilia. Reverso del Billete de 10000 pesetas. 1992
En este año 2013 se celebra su tercer centenario.


Uno de los exponentes de la ilustración española, Jorge Juan y Santacilia fue marino y científico; fundó en Cádiz el primer observatorio astronómico de España.

Su labor científica se desarrolló en el campo de las matemáticas, la astronnomía, la construcción naval y la mecánica de buques.

Participó en la expedición que midió por primera vez un grado de arco de meridiano terrestre por debajo de la línea del Ecuador. Simultaneamente otra expedición realizó el mismo tipo de medición cerca del círculo polar ártico. Estos trabajos demostraron, como ya había anticipado Newton años antes, que la tierra no era una esfera perfecta y se midió su grado de achatamiento.

Bajo su mando, la construcción naval española se modernizó y renovó completamente.

En el anverso, o sea, en la cara A, estaba Juan Carlos I. A este no se le conoce mérito científico alguno.



José Celestino Mutis. Billete de 2000 pesetas. 1992


No supe quién era hasta que viajé a Cádiz por primera vez en la era pre-euro, y ví que había un monumento dedicado a la cara de los billetes de 2000 pesetas (los entonces de curso legal) en un lugar destacado de la ciudad. Monumento, por cierto, erigido en tiempos de la II República, en 1932.

Otro brillante ilustrado.

José Celestino Mutis contribuyó decisivamente al estudio de las Ciencias Naturales. Su influencia se extiende al mismísimo Darwin, fan incondicional de Alexader von Humboldt, que, a su vez, era admirador declarado de José Celestino Mutis, con quien mantuvo una extensa correspondencia.

Sus relaciones científicas alcanzan también a Carlos Linneo, con quien también mantuvo un notable intercambio epistolar y con discutió sobre botánica y el sistema de clasificación de especies.


Santiago Ramón y Cajal. 50 pesetas. 1935.


Es lógico que este billete no sea muy conocido puesto a apenas circuló. Se trata de una edición de 1935, y se puso en circulación en 1938, únicamente en el bando republicano. Y ya sabemos lo que ocurrió en España a partir de 1939. Entre otras cosas, que este billete fue retirado de la circulación.

He encontrado otra versión del billete, en color rojo, pero no he podido encontrar referencia de si circularon ambos o se trata de un boceto.

Sí existe una vesión del billete de 500 pesetas de Ramón y Cajal, que no llegó a entrar en circulación.


Este es, en fin, el tratamiento que ha recibido la Ciencia en lo que a papel moneda se refiere.


Y no me resisto a mostraros, a modo de colofón, el ejercicio de diseño que realizó Ricardo Martín. Se trata de una propuesta "póstuma" de Nuevos billetes de pesetas. Propuesta que, esta vez sí, concede un merecido homenaje a la ciencia española.


Los cientificos seleccionados son Juanelo Turriano, Miguel Servet, Leonardo Torres Quevedo y Severo Ochoa.

---------
Bibliografía:
Billetes antiguos de pesetas
III Centenario de Jorge Juan y Santacilia.
Jorge Juan Santacilia en la Biblioteca Virtual Cervantes.
Bicentenario de José Celestino Mutis.
José Celestino Mutis en Madrid+d.

viernes, 12 de abril de 2013

Escritores en billetes de las antiguas pesetas

Edit: esta entrada tiene su continuación en Científicos españoles en los billetes de pesetas

---------

¿Qué tienen en común Cervantes, Quevedo, Calderón de la Barca, Bécquer, Pérez Galdós, Rosalía de Castro, Jacinto Verdaguer, José Echegaray, Juan Ramón Jiménez y Leopoldo Alas "Clarín"?

Que son escritores españoles clásicos, me dirán. Cierto. Pero ¿qué más tienen en común?

Que todos ellos aparecieron, en diferentes épocas, retratados en el papel moneda de las antiguas pesetas.

Vean la galería de todos ellos.

Menéndez Pelayo. 50 pesetas. 1940. También se acuñó la versión de 500 pts.
que no entró en circulación.

Leopoldo Alas "Clarín". 200 pesetas. 1980


Séneca. 5 pesetas. 1947

Miguel de Cervantes. 100 pesetas. 1928

Don Quijote. 1 peseta. 1951
Juan Ramón Jiménez. 2000 pesetas. 1980

Gaspar Melchor de Jovellanos. 100 pesetas. 1898


Calderón de la Barca. 1878

Calderón de la Barca. 25 pesetas. 1928

José Echegaray. 1000 pesetas. 1971

Francisco de Quevedo. 100 pesetas. 1900

Benito Pérez Galdós. 1000 pesetas. 1979

Rosalía de Castro. 500 pesetas. 1979

Gustavo Adolfo Bécquer. 100 pesetas. 1965

Jacinto Verdaguer. 500 pesetas. 1971

Otros rostros para otros tiempos.

Como curiosidad, añadimos algunos billetes que no entraron en circulación, pero que también retrataron a escritores:

• proyecto de billete de 10.000 pesetas, realizado en 1979, dedicado a Pío Baroja.



José de Zorilla, en una edición de 1931.

Mariano José de Larra. Proyecto inicial, en tiempos de la Guerra Civil, todavía Madrid en terreno republicano.


Tirso de Molina. Otro diseño fallido de 1940.


------
Bibliografía:
Numismatico Digital.
Billetes de escritores, en la piedra de Sísifo
Billetes de escritores, en el Don de la impaciencia, de Jesús Marchamalo,

miércoles, 10 de abril de 2013

El mundo tendrá una generación de idiotas

Temo que el día en que la tecnología superará las interacciones humanas.  

El mundo tendrá una generación de idiotas.
La frase es de Albert Einstien, que, como el mundo sabe, era primo por parte de padre de Frank.

¿Les suenan estas imágenes?

 

Ese día ha llegado. Y lo acepto en la parte que me toca. No reniego de ello, y sus ventajas son innegables.

Pero algo estamos haciendo mal cuando, en vez de mirar, de vivir, de atender, de disfrutar… nos dedicamos a contarlo.

Lástima que la más acertada reflexión sobre el tema sea una campaña publicitaria de una marca de coches.



-------
Me la manda Giogio Israel, que ya reivindicaba hace años la enseñanza sin efectos especiales.

martes, 9 de abril de 2013

Leibniz y el zapatero

El genio conocido de Leibniz se mide con el genio anónimo de su vecino, un humilde zapatero.

--------------


Leibniz fue el matemático al que debemos el cálculo infinitesimal (con el permiso de Newton) y también fue un destacado filósofo racionalista que anticipó la filosofía analítica; entre otras muchas cosas, tal era su versatilidad. Sin embargo, sus méritos no empezaron a ser reconocidos hasta pasadas varias décadas y solo en el siglo XX se ha reinvindicado su legado en toda su extensión.

Es especialmente notable es su principio de razón suficiente, según el cuál, nada sucede sin una causa que lo provoque de esa manera y no de otra. Y aquellos hechos que parecen casuales o producto del azar, no lo son en realidad; simplemente no disponemos de un conocimiento completo de las causas que los motivaron.

Dicho lo cual, no me extenderé en cuestiones filosóficas o matemáticas, sino que me detendré en una anécdota* que tiene más que ver la sabiduría popular que con él.

Leibniz solía acudir a la Universidad de Leiden a debatir con profesores y estudiantes. Estas discusiones se desarrollaban siempre en latín. De esta universidad era profesor Burcher de Volder, con quien mantuvo una profunda, interesante y hasta polémica correspondencia.

Con el tiempo se dio cuenta de que con frecuencia acudía a los debates un vecino suyo, que era zapatero.

La curiosidad pudo con la discrección y un día se acercó a su vecino y le preguntó si tenía los conocimientos de latín suficientes para seguir y comprender aquellas disputas intelectuales.

La conversación se desarrolló más o menos así:
- No. De latín no sé nada, ni tengo intención de aprenderlo. Solo vengo a ver cómo discuten ustedes.

- Pero, si no sabe latín, ¿cómo sabe quién tiene razón en estas discusiones?

- Muy sencillo. Cuando alguien grita mucho, sé con seguridad que no tiene razón.
--------
* Desconozco si la anécdota es apócrifa. La cita Gregorio Doval en su Anecdotario universal de cabecera. Ediciones del Prado. Madrid 2003.

Pero me sirve para introducir al genio conocido y para reinvindicar al genio anónimo.

La ilsutración está sacada de El rostro humano de las matemáticas.

jueves, 4 de abril de 2013

Errores a evitar: sustantivo + a + infinitivo

Uno de los errores a evitar en el uso correcto del lenguaje es la expresión proveniente del francés "sustantivo + a + infinitivo": temas a tratar, problemas a resolver, errores a evitar. Veamos en qué casos es correcto usar esta construcción y en qué casos no lo es.

---------

Uno de los errores a evitar en el uso correcto del lenguaje es la expresión proveniente del francés "sustantivo + a + infinitivo": temas a tratar, problemas a resolver, errores a evitar. Y su uso está tan extendido que ya es casi imposible ver escrita la estructura correcta.

Ir a la noticia
¿Y por qué, me dirán ustedes?

Fundamentalmente porque es un calco del francés, idioma en el que estas estructuras sí son correctas.
Pero no lo son en castellano, que tiene sus propias construcciones.

La propia RAE advierte en su web:
"Estas estructuras, provenientes del francés, suelen considerarse inelegantes y normativamente poco recomendables.
Sin embargo, en determinados ámbitos (en especial, el económico, el administrativo y el periodístico) han alcanzado una extensión notable, debido a su brevedad.
Aunque se admite su empleo en determinados contextos (cantidad a ingresar, temas a tratar, problemas a resolver, etc.), no debe olvidarse que en muchas ocasiones su uso es superfluo y, por consiguiente, resulta preferible evitarlo"

Dicho lo cual, el Dicionario Panhispánico de Dudas, se extiene en detalles y explica en qué casos es correcto usar esta construcción y en qué casos no lo es. Veamos:

Estas estructuras sintácticas son calcos del francés y su empleo en español comenzó a propagarse en el segundo tercio del siglo XIX.
En el ámbito de la economía están ya consolidadas expresiones como cantidad a ingresar, cantidad a deducir, que permiten, incluso, la omisión del sustantivo: A ingresar: 25 euros.

Son frecuentes en el terreno administrativo y periodístico expresiones idénticas a las anteriores, como temas a tratar, problemas a resolver, ejemplo a seguir, etc.
Estas construcciones resultan más breves que las tradicionales españolas: problemas que hay que resolver, ejemplo que se debe seguir, etc.

Su uso es especialmente frecuente cuando funcionan como sujeto o como atributo en oraciones copulativas: Los temas a tratar son dos; Esas son las cuestiones a dilucidar.

En español solo son aceptables en algunos casos, por lo que se recomienda tener en cuenta las siguientes orientaciones generales:
a) Si la preposición a admite su sustitución por las preposiciones por o para, o el relativo que, sin que sea necesario cambiar la estructura de la construcción y sin que cambie el significado, debe desecharse la construcción galicada
Tenemos dos asuntos a tratar (mejor Tenemos dos asuntos que tratar); 
No hay más asuntos a discutir (mejor No hay más asuntos que/por/para discutir). 
Con respecto al uso de por en lugar de a, es necesario señalar que la construcción con por posee un matiz significativo adicional; así, no es exactamente lo mismo cantidad por pagar que cantidad a pagar: cantidad por pagar es ‘cantidad que queda todavía por pagar’, e implica que se han satisfecho otros pagos anteriormente, mientras que cantidad a pagar es, simplemente, ‘cantidad que hay que pagar’.   
b) El verbo en infinitivo debe ser transitivo, pues en tales construcciones el infinitivo tiene valor pasivo; por tanto, no son admisibles oraciones como 
El lugar a pelear será las Vegas (pues no se dice pelear un lugar, sino en un lugar); 
La cuestión a hablar en la reunión es de escasa importancia (pues no se dice hablar una cuestión, sino de o sobre una cuestión). 
c) El infinitivo debe estar en forma activa, pues, como ya se ha indicado, los infinitivos de estas construcciones ya tienen valor pasivo: 
El tema a ser tratado presenta dificultades (correcto: El tema a tratar
d) Son normales estas construcciones con sustantivos abstractos como asunto, tema, ejemplo, cuestión, aspecto, punto, cantidad, problema y otros similares, y con verbos del tipo de realizar (se evita hacer por razones de cacofonía con la preposición a: tareas a hacer), ejecutar, tratar, comentar, dilucidar, resolver, tener en cuenta, considerar, ingresar, deducir, desgravar, descontar, etc. 
Pero no deben extenderse a otro tipo de enunciados, con otros verbos en infinitivo y con sustantivos que no sean abstractos: 
Los ladrillos a poner están en la furgoneta; Los libros a leer se encuentran en la mesa
e) Por último, no hay que olvidar que, en muchos casos, su uso es superfluo y, por tanto, evitable; así, en una oración como Pedro es un ejemplo a seguir para todos nosotros, la secuencia de infinitivo a seguir es prescindible: Pedro es un ejemplo para todos nosotros.

Hala pues. A evitar…

miércoles, 3 de abril de 2013

…ahora que la justicia vale menos que el orín de los perros

Ya no hay locos, ya no hay locos,
en España ya no hay locos,
Ya no hay locos, ya no hay locos,
ya no hay locos, amigos, ya no hay locos.

¿Cuándo se pierde el juicio?
Yo pregunto ¿cuándo se pierde, cuándo?

Si no es ahora,
que la justicia vale menos,
que el orín de los perros.

--------

León Felipe fue uno de los poetas fundamentales del siglo XX español. Uno más de los telentos
poéticos condenados al exilio tras la guerra civil, su obra siempre se ha caracertizado por la lucha contra las injusticias sociales y su tono combativo, aunque no sea ese el único tema de su obra, ni quizá el más relevante.

Pero sí es el que le ha conferido mayor notoriedad, sobre todo en los años del tardofranquismo y la transición democrática española.

Se le suele incluir como miembro de la Generación del 27, aunque su independencia de las corrientes literarias de la época, sus largas estancias en latinoamérica y su posterior condición de exiliado hacen difícil enmarcarlo en un movimiento concreto.

La situación social actual que vive España vuelve a convertir en protagonistas a algunos de sus versos, escritos en otro contexto, pero perfectamente extrapolables, ante la aparente desconexión de los poderes públicos respecto a la realidad.

Me refiero a estos, mutatis mutandis:
Ya no hay locos.

Ya no hay locos, ya no hay locos,
en España ya no hay locos,
Ya no hay locos, ya no hay locos,
ya no hay locos, amigos, ya no hay locos.

¿Cuándo se pierde el juicio?
Yo pregunto ¿cuándo se pierde, cuándo?

Si no es ahora,
que la justicia vale menos,
que el orín de los perros.

Paco Ibáñez hizo una versión de estos versos.

Y es que, como dijo otro de los frandes, Gabriel Celaya, la poesía es una arma cargada de futuro.

martes, 2 de abril de 2013

Los gestores culturales, (casi) siempre un paso por detrás

- Lo siento caballero; no se pueden hacer fotos a los libros.
- Es para mandarle la referencia bibliográfica a un compañero; creo que le interesará saber que lo tenéis.
- Yo, si quiere, le doy los datos por escrito, pero no se pueden hacer fotos a los libros. En la web los tiene todos referenciados…

Hata aquí la anécodota; ni la funcionaria malencarada ni el existoso museo en cuya librería se encontraba el deseado ejemplar merecen mayor mención. En el segundo caso, no por falta de méritos o dedicación científica y divulgativa -que es mucha-, sino por no enturbiar una buena labor por una absurda norma y el celo en su aplicación.

Y, dicho sea de paso, en la web de museo en cuestión simplemente mencionan que cuentan con una "librería especializada". Librería, por cierto, a la que solo se puede acceder una vez que se ha pagado la correspondiente entrada. Especializada, sin duda, pero inaccesible.

Una vez más tiene uno que toparse con restricciones cuando se trata de poder acceder a la cultura, aunque puedan parecer triviales.

La norma, sin duda, tiene su origen en el terror de los gestores culturales a lo que ellos llaman "piratería"; al temor a que alguien más, en otro lugar, pueda beneficiarse de una labor fuera de los barrotes de la institución bajo la que se desarrolla: si no es mi museo, que no sea.

Y es completamente ridículo, porque los objetivos último y primero de la ciencia y la cultura son precisamente su universalidad y su difusión. Máxime cuando me encontraba en una institución precisamente destinada a esos objetivos.

Me recordó a esas culturas que no permiten que les hagas fotos porque creen que así les robas un pedazo de alma…

Me habría detenido a intentar explicar a la contumaz funcionaria:

- que estaba a punto de realizar una venta; bueno para el negocio.
- que su museo y la librería especializada que contiene iban a tener un prescriptor; bueno para su imagen de marca y prestigio social.
- que el libro que tan celosamente guardaban era perfectamente accesible en otras muchas librerías; nada que vaya en desmedro de la institución.

O quizá esperaba que me aportara una sola razón coherente que explicase una norma restrictiva, teniendo en cuenta que no estaba realizando una práctica abusiva.

En lugar de eso, perdió una venta (seguramente más de una), una mención elogiosa, un futuro cliente y ganó una razón más para asegurar que los gestores culturales van siempre un paso por detrás de la realidad.

Pero no sé de qué me sorprendo; edificio público, funcionaria pública, fondos públicos… aunque solo fuera por esto, debería estar permitido fotografiar cualquier cosa contenida en el museo. Ella solo cumple órdenes.

Pero ¿adivinan? tampoco se pueden fotografiar las piezas principales de la colección, algunas de ellas de primer nivel mundial.
Y no, no les hablo de cuadros que pueden verse alterados por los flashes de las cámaras; se trata de hallazgos paleontológicos, que han sobrevivido cientos de miles de años.

¿Una forma de evitar que el museo se convierta en un circo? Seguramente, pero no suficiente; hay decenas de museos, edificios singulares e instituciones que permiten hacer fotos con la única restricción del flash en determinadas circunstancias.
Así que es una cuestión de voluntad, en la que no entran en juego criterios de conservación.
Voluntad que todavía se resiste a generalizarse en temas de divulgación cultural.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...