viernes, 27 de febrero de 2009

- Los filósofos se dedican a pensar, le dijeron. - ¡Qué barbaridá! Hay gente pa tó!

Rafael Gómez Ortega “El Gallo” famoso torero, dicen que era igual de aficionado a las tertulias que incapaz de pensar en nada más que no fuera la tauromaquia.

Por entonces, J.Mª de Cossio, eminente intelectual y autor de “Los Toros”, la biblia del toreo, compartía tertulia con Ortega y Gasset. En ella se presentó un día "El Gallo", amigo de Cossío.

Después de un rato, el torero le preguntó a su amigo:

- Oye, José María ¿quién es este señor tan buen conversador y tan amable?

- Es don José Ortega y Gasset, Rafael.

- Eso ya lo sé, pero ¿qué es lo que hace? ¿A qué se dedica?

- Es filósofo. Es el filósofo más grande de España.

- Sí, ¿pero de qué vive?

- Los filósofos se dedican a pensar.

La respuesta de "El Gallo" ha pasado a la historia:

- ¡Qué barbaridá! ¡Hay gente "pa tó"!


-----------------
Bibliografía:
- C como Creatividad: ¡Hay gente "pa' tóo"!
- Rafael el Gallo el arte de la improvisación
- "El Gallo" en Wikipedia
- Doval, Gregorio; Anecdotario universal de cabecera. Ediciones del Prado. Madrid 2003

jueves, 26 de febrero de 2009

Prepotencia, o antes de hablar...

Transcripción de una conversacion radiofónica, al parecer real, entre un buque de la armada de los Estados Unidos y las autoridades costeras canadienses de Newfoundland, en octubre de 1995:

- EEUU: Atención: cambien su curso 15 grados norte a fin de evitar una colisión. Cambio;
- Canadá: recomendamos que sea vd. quien cambie su curso 15 grados hacia el sur a fin de evitar la colisión. Cambio;
- EEUU: Les habla el capitán de un buque de la armada de los USA. Repito: cambien su rumbo. Cambio;
- Canadá: Negativo: repetimos: vds. deben cambiar su rumbo. Cambio;
- EEUU: Este es el portaaviones Abraham Lincoln, el segundo buque en tamaño de los EEUU en el Atlático. Nos acompañan 3 destructores, 3 cruceros y numerosos buques de apoyo. Demando de vd. que cambie su curso 15 grados al norte o tomaremos las medidas necesarias para garantizar la seguridad de este buque. Cambio;
- Canadá: Esto es un faro. Ustedes deciden. Cambio y corto.


A quién le importa si es cierta o no. Es verosímil. Y deja una media sonrisa de medio lado...

----------------
Bibliografía:
Preocupante prepotencia
La prepotencia americana: conversación telefónica
Nickjournal
Doval, Gregorio; Anecdotario universal de cabecera. Ediciones del Prado. Madrid 2003

miércoles, 25 de febrero de 2009

Medicina y literatura

"Cuentan que un día Richard Blackmore, poeta inglés del siglo XVII, cirujano y médico de cámara de Guillermo III, pidió consejo a su famoso colega Sydenham, apodado el Hipócrates inglés, sobre qué libro debería leer para aumentar sus conocimientos profesionales, a lo que Sydenham respondió sin vacilación: "Leed el Quijote".

-------------------

Medicina y Literatura

"No sabría decir si se trata de que la medicina sea una profesión muy común o si es que a casi todo el mundo le da por escribir. Lo cierto es que existe una relación interesante y profunda entre la medicina y la literatura. Todo comienza cuando el paciente le cuenta sus dolencias al galeno, y éste debe organizar los síntomas y signos, para construir una historia, una historia verdadera y congruente, en donde todo encaje para que se dé un diagnóstico.

Es así como desde el tercer año de la carrera, se nos enseña a oír cuentos muy largos, para luego convertirlos en otros cuentos, bastante precisos y sintéticos por cierto. Esos relatos deben luego escribirse, reescribirse y resumirse: enfermedad actual, antecedentes personales, examen funcional, examen físico, diagnóstico, resumen de ingreso, resumen de egreso, etc. ¿Será por eso? ¿Será que de tanto escribir se deteriora a más no poder la letra del médico, hasta llegar al punto en que nadie la entiende?

Pero con buena o mala letra, lo indudable es que el médico desarrolla una gran capacidad de síntesis, de expresión verbal y pensamiento lógico, amén de las miles y miles de páginas leídas indispensables, para poder aprender el arte.

Llegando así a un desenlace determinante: todo médico escribe y prescribe. Vaya aquí una pequeña muestra aleatoria y caprichosa de algunos médicos aventajados en el arte de contar historias:

Francois Rabelais, John Keats, Antón Chejov, John Locke, Friedrich Schiller, Johann Wolfgang Goethe, Sir Arthur Conan Doyle, Ellis Henry Hayelock, William Somerset Maugham, Oliver Wendell Holmes, Mijail Bulgákov, Sigmund Freud, Frank G. Slaughter, William Carlos Williams, Axel Munthe, Sir Geoffrey Langdon Keynes, Archibald Joseph Cronin, Douglas Guthrie, Mariano Azuela, Carlo Levi, Miguel Torga, Pío Baroja, Gregorio Marañón, Jaime Salom, Carlos Castilla del Pino, Pedro Mata y Fontanet, Don Pedro Laín Entralgo, Juan Antonio Vallejo-Nágera, Michael Crichton, Noah Gordon, Stephen J. Bergman, Deepak Chopra, José María Vargas, Luis Razzetti, Lisandro Alvarado, Arístides Rojas, Ricardo Archila, M. Zúñiga Cisneros, Blas Bruni Celli, Francisco Herrera Luque, Nora Bustamante, Carlos Pérez Mujica, etc., etc.

Es obvio que podríamos llenar muchas páginas con nombres de médicos escritores, pero no es la idea. Esta es una representación mínima de aquellos que no sólo prescriben, sino que a su vez sienten pasión por escribir y leer, esa enfermedad contagiosa en que se puede convertir la literatura. Y de la cual, gracias a la providencia, muchos médicos no se han contagiado, ya que es bien sabido la cantidad de obsesiones y fantasmas que persiguen a los poetas, de manera que así, siempre habrá alguien atendiendo en las emergencias y quirófanos.

Cuentan que un día Richard Blackmore, poeta inglés del siglo XVII, cirujano y médico de cámara de Guillermo III, pidió consejo a su famoso colega Sydenham, apodado el Hipócrates inglés, sobre qué libro debería leer para aumentar sus conocimientos profesionales, a lo que Sydenham respondió sin vacilación:

- Leed el Quijote."

-------------------

Alejandro Zambrano Ferre

Medicina y Literatura en El Nacional

martes, 24 de febrero de 2009

"Elijo la ortografía... ¡Date por muerto!"

En cierta ocasión el escritor y crítico literario francés del s XIX, Charles Augustin Sainte-Beuve, tuvo un desacuerdo con la opinión de un periodista, al que retó a duelo.

Según la tradición, le corresponde a la parte ofendida (o sea, a Sainte-Beuve) elegir el arma para el duelo.

Según las crónicas de la época le comunicó a su opositor el arma elegida de la siguiente forma: “Elijo la ortografía… Date por muerto”.

Desconozco quién ganó el duelo ni la magnitud del agravio, aunque, si hubiese que trasladar la anécdota a la actualidad, sí lo tendría claro.

A continuación un breve perfil del interfecto para entender un poco mejor el contexto:
Sainte-Beuve desarrolló un método crítico que se basado en considerar la obra de un escritor como el reflejo de su vida y podía ser explicada a través de ella. Este método fue rechazado por otros críticos. Marcel Proust, en su ensayo Contra Sainte-Beuve fue el primero que se opuso a este método. Los formalistas rusos le seguirán. Además de las críticas que recibió por su método crítico, se acusa con frecuencia a Sainte-Beuve de falta de criterio crítico, porque alabó a escritores que han quedado completamente olvidados y, sin embargo, criticó con violencia a autores de la talla de Charles Baudelaire, Stendhal u Honoré de Balzac.
En él se cumplía el tópico tantas veces mencionado de que los críticos literarios son literatos frustrados, pues algunas de sus objeciones parecen más motivadas por la antipatía personal que experimenta hacia el autor juzgado.


También he encontrado la anécdota atribuida a Jacinto benavente, en estos términos:

"Según se cuenta, Don Jacinto Benavente deambulaba ensimismado un día por las calles de Madrid cuando se topó en una estrecha acera con un tipo altivo y enorme al que, descuidadamente, no cedió el paso.
El sujeto detuvo el avance del escritor con un imperioso gesto y le espetó:
- Sepa usted, señor, que soy noble de España y de muy alta cuna. No se ha "arretirado" usted para dejarme paso. Esto solo se arregla en un duelo. Escoja usted las armas.
A lo que el menudo literato respondió simplemente.
- Elijo la ortografía. Está usted muerto.

Verosímil y, al menos, narra el contexto, que no hemos podido encontrar en el otro caso.

-----------------
Bibliografía:
- Hamyguito
- Formación sin barreras
- El libro de los sucesos
- Clan Dlan
- Doval, Gregorio; Anecdotario universal de cabecera. Ediciones del Prado. Madrid 2003
- Wikipedia

-----------------
Ralacionadas:
Propuesta de reforma de la ortografía

st mnsj s xa ls k ya n cren n l lgje

lunes, 23 de febrero de 2009

Ictericia mediática


"Se llama ictericia mediática: una profunda coloración amarilla invade a muchos medios de comunicación cada vez que sucede un crimen de alta sensibilidad social. La máquina del sensacionalismo funciona a todo trapo alrededor del legítimo dolor de las víctimas, acaso las únicas que poseen disculpa para la ofuscación, y arrolla cualquier atisbo de ponderación para promover una sacudida emocional que haga subir las audiencias de un circo macabro en el que se comercia con los sentimientos y se sirve sin rubor la muerte como espectáculo de masas.

Ese clima obsceno de emotividad inducida suele acabar en campañas de agitación pseudopolítica en las que se piden cambios legales desde una sensibilidad colectiva inflamada por la cólera. De este modo, la basura informativa sirve de combustible para una hoguera de indignación estimulada desaprensivamente por implacables fabricantes de audiencias que violan la protección infantil, que entrevistan con morosa delectación a menores, que pagan por declaraciones morbosas u organizan pseudodebates de regodeo en torno a los detalles más escabrosos y las historias más truculentas. Sin respeto, sin piedad, sin comedimiento.

En ese clima de enardecimiento pasional, en el que el confuso desconsuelo de las víctimas constituye tan sólo el pretexto para poner en marcha la picadora de carne, cualquier llamada a la serenidad puede resultar confundida con una antipática falta de compasión o una elitista distancia con el sufrimiento ajeno. No queda sitio para la reflexión en medio de una atmósfera encendida de histerismo y vehemencia que reclama cadenas perpetuas, penas máximas y castigos inmediatos para aplacar la ira previamente exacerbada de un pueblo que necesita respuestas inmediatas a su desconcertada impotencia ante la irrupción gratuita de la agresión y la violencia.

Y sin embargo, es necesario pensar. Las reglas de la justicia no pueden modificarse al calor de oleadas emotivas ni de clamores inducidos por la manipulación de los sentimientos. El Código Penal no es una ley del Talión sujeta al criterio de masas enardecidas por arrebatos de rabia. Si hay que endurecer las penas será preciso primero un debate sereno y reflexivo, alejado de la furia vindicativa e inmediatista. Y eso no puede hacerse bajo el fragor sobreexcitado por el amarillismo, la carnaza y la quincalla moral de los inescrupulosos mercaderes del dolor.

El derecho es la expresión normativa de unos valores morales y unas ideas sociales; pero se organiza desde la razón, desde el pensamiento y desde la responsabilidad, no desde el ímpetu ni desde la pasión ni desde el antojo. Menos aún, desde la bilis segregada por un hígado inflamado de desvergonzada, procaz ictericia inoculada por ventajistas traficantes de vísceras, siniestros mayoristas del tremendismo, lúgubres buhoneros de la desesperación colectiva".

------------------
Lunes, 23-02-09
en ABC de Sevilla

------------------
Relacionada: Basta de Sensacionalismo

jueves, 19 de febrero de 2009

(a + bn)/n = x; por tanto Dios existe. ¿Alguna objeción?

Diderot, egregio enciclopedista, pasó algunos meses en San Petersburgo como consejero de la zarina Catalina II.

Allí, Diderot, vehemente en sus conversaciones, hablaba y difundía líbremente sus ideas de ateísmo y contra la religión entre el círculo de cortesanos. Y además, alardeaba
de poder refutar cualquier argumento teológico.


Los consejeros de la zarina, que no queda claro si estaba encantada u ofendida, sugirieron a ésta que quizá sería conveniente cuestionar de alguna manera tales ideas.

Veamos cómo sucedió.

La zarina, que no quería coartar a su huésped, o quizá quería ridiculizarle, urdió un plan. Informó a Diderot de que un prestigioso matemático tenía una demostración matemática de la existencia de Dios, y que que quería mostrársela en público, si no tenía inconveniente.
Diderot aceptó.

El afamado, y no menos egregio, matemático resultó ser Euler, que
, creyente confeso, también formaba parte de los intelectuales de la época protegidos por el mecenazgo de la zarina.

Llegado el momento, (la cena, según parece) Euler expresó su teoría con tono convincente:


(a + bn
)/n = x, por tanto Dios existe. ¿Algo que objetar?

Diderot, ignorante absoluto en matemáticas, (detalle que Euler conocía) quedó desconcertado y mudo ante tal enunciado y el público asistente prorrumpió en risas generalizadas. Dicen que, después de aquello, las carcajadas de Catalina y de Euler se oían en muchas leguas a la redonda.

Tras aquel suceso, Diderot pidió volver a Francia, lo que le fue concedido inmediatamente.

La anécdota no resta un ápice de mérito a Diderot en su labor ni añade nada a Euler en la suya.
Sólo ilustra cómo, a veces, las formas son tan importantes como el fondo.

--------------------
Bibliografía:
- La enciclopedia de Diderot y D'Alambert
- Doval, Gregorio; Anecdotario universal de cabecera. Ediciones del Prado. Madrid 2003
- 300 años de euler
- Dios existe (las chorrocientasmil vías)

Relacionado:
- Qué clase de inculto eres ¿de ciencias o de letras?
- La enciclopedia de Diderot y D'Alambert, on line

miércoles, 18 de febrero de 2009

El teléfono móvil de Cristóbal Colón













En una biblioteca escolar de un colegio de Nueva York, una bibliotecaria voluntariosa instó a los alumnos a que realizaran una investigación en la web sobre el descubrimiento de América y Cristóbal Colón, con la advertencia de que no copiaran el contenido de las páginas que encontraran sin una lectura previa y sin una evaluación minuciosa.

Sólo una de las alumnas, de once años, reparó en que parecía chocante que Cristóbal Colón hubiera intercambiado con los nativos, en señal de armonía y concordia, su teléfono móvil y su ordenador.

Problemas de la falta de alfabetización digital y ausencia generalizada de competencia crítica lectora.

"In Web age, library job gets update", es un artículo que clama por la integración de los documentalistas y los bibliotecarios en el sistema educativo ante las evidentes carencias de los jóvenes alumnos que utilizan las tecnologías de la información.

Este clamor creciente ha sido atestiguado por los trabajos de campo que se han venido efectuando en los últimos tiempos, que ponen de manifiesto que la aparente familiaridad de los jóvenes con los entornos digitales no es sinónimo de conocimiento de la estructura de la red, de la fiabilidad diferenciada de las fuentes que utilizan, de los lenguajes de interrogación que conviene utilizar, de la competencia crítica que se debe desarrollar.


----------------
Ésta es la anécdota y un breve análisis de la situación. El artículo completo y la bibliografía citada los podéis encontrar en
Los fututos del libro, de donde están extraídas estas líneas y la imagen.

viernes, 13 de febrero de 2009

Qué clase de inculto eres: ¿de ciencias o de letras?

(Aquí también han quedado interesantes comentarios)

-------------
Asociar cultura a las humanidades es un tópico demasiado extendido.

Tanto por parte de los de letras, que suelen exhibir con cierta petulancia su superioridad cultural, como por parte de los de ciencias que suelen ignorar, cuando no despreciar, dichas disciplinas. Actitudes que son recíprocas.

Estas discusiones son estériles porque lo único que demuestran es contumacia intelectual e
ignorancia manifiesta. Por ambas partes. Como si fuera imposible conciliar ambas líneas de estudio o fueran compartimentos estancos o fueran excluyentes. Como si fueran diferente cosa. Son la misma cosa.

El de letras que desprecia las ciencias porque dice que no las entiende, no las ha estudiado o considera que no sirven para nada porque en su vida diara no necesita aplicarlas, está renunciando voluntariamente a gran parte del conocimiento humano y, por tanto, a compender el mundo que nos rodea.

El de ciencias que desprecia las letras porque no responden al método científico, o no tienen una aplicación práctica -o la que tienen es estética y, por tanto irrelevante-, o porque no exploran los confines del razonamiento teórico, o porque no dan de comer, también renuncia a gran parte del conocimiento y, por tanto, a comprender al ser humano que habita el mundo que nos rodea.

No haremos apología del espíritu del Renacimiento ni del filósofo clásico, figuras que exploraban tanto el mundo del arte como el de la ciencia. Los sistemas educativos restrictivos y la cantidad de conocimientos nuevos hacen casi imposible saber de todo.

Pero sí condenaremos las posturas excluyentes que nos autocondenan a la ignorancia en muchas materias.

Cuando un estudiante de 15 años renuncia voluntariamente a considerar las matemáticas como materia digna de consideración, comete un error que le acompañará toda la vida; igual que si renuncia a la lectura porque se aburre. En ambos casos cierra puertas a su desarrollo intelectual y se autolimita innecesariamente.

Cuando un adulto utiliza como argumento "es que soy de letras" o "es que soy de ciencias" para justificar su ignoracia en alguna materia, demuestra haber perdido su interés por aprender y su curiosidad intelectual.

Si alguna responsabilidad tenemos como divulgadores, profesores, estudiantes, padres, educadores, políticos, ... la más importante es la de eliminar los prejuicios que sobrevuelan el conocimiento, entendido éste sin limitaciones arbitrarias e injustificables, y la de transmitir la importancia de la adquisición de conocimientos de todas las áreas para formar personas más libres y capaces.

Utilicemos la globalización en nuestro beneficio, no en nuestro desmedro.

jueves, 12 de febrero de 2009

El arte de parecer ocupado cuando no se tiene nada que hacer (Cyberloafing incluido)










El cyberloafing o ciberganduleo, el uso del ordenador para actividades no relacionadas con el trabajo, ayuda a fingir que uno está ocupado si es capaz de mantener el ceño fruncido y de entrecerrar los ojos como si estuviera escrutando atentamente el monitor (mientras puja en eBay).
Y yo añadiría: fisgonea en Menéame, actualiza el blog, husmea en la red social de turno...)

-------------------


Cuando la economía va bien, los trabajadores bromean sobre cómo perderían el tiempo si no estuvieran tan atareados. Pero es estos momentos, en los que hay muy, muy poca actividad y las posibilidades de que le despidan a uno son muy reales, parecer atareado no es ninguna broma.


Tanto en comercios, como en restaurantes, bufetes de abogados... muchos empleados trabajan a destajo para dar la impresión de que son necesarios, incluso cuando no tienen nada que hacer.


Mientras los recortes de plantilla han provocado que muchos empleados no den abasto con tanto trabajo, en las empresas en las que salta a la vista la falta de actividad, los trabajadores se están volviendo muy creativos a la hora de inventar formas de disimularla:

- Un gestor de cartera de valores esparce papeles en su mesa de trabajo. En sus prolongadas salidas a almorzar acuerda con amigos que le llamen y se olvida a propósito el móvil con el volumen de llamada bien alto.

- Un abogado quería que pareciera que se quedaba a trabajar hasta altas horas de la noche, pero se lo impedía el sistema de iluminación que se apagaba en cuanto salía del despacho. Por eso se llevó un ventilador que oscilaba, y así engañaba a los detectores de movimiento consiguiendo que las luces se quedaran encendidas un buen rato después de que se marchara.


- Una supervisora de una elegante tienda de ropa no deja de toquetear el escaparate de la ropa de mujer, de cambiar de lugar pilas de jerseys perfectamente doblados, de dejar un dedo de espacio entre cada percha... A pesar de que aparenta estar ocupada y completamente concentrada, lo que hace es crear la impresión de estarlo. "No te puedes permitir que llegue alguien de la empresa y vea que no tienes nada que hacer"


- El cyberloafing o ciberganduleo, el uso del ordenador para actividades no relacionadas con el trabajo, ayuda a fingir que uno está ocupado si es capaz de mantener el ceño fruncido y de entrecerrar los ojos como si estuviera escrutando atentamente el monitor (mientras puja en eBay). Los correos electrónicos se pueden programar para que se envíen por la noche y así dar la sensación de completa dedicación.


Muchos empleados entrevistados para este artículo solicitaron que no se mencionara ni la empresa para la que trabaja pues les preocupa que su trabajo corra peligro.

-------------------

Artículo original
de Jan Hoffman para The New York Times, versión digital del 23 de enero e impresa del 25 de enero.

La traducción está sacada del suplemento "The New York Times" que publica en castellano El País todos los jueves, de la lectura del original en inglés y de aportaciones propias.
Por desgracia ese suplemento no tiene edición digital. Por eso lo reproducimos aquí.


Las ilustraciones son de
Lars Leetaru y aparecieron en el artículo original.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Obsesiones digitales: el lucimiento personal (o la borrachera de las profundidades)

Una de las enfermedades digitales más extendidas es la obsesión por la notoriedad. Es especialmente evidente en las redes sociales, pero también se puede apreciar nítidamente en blogs y diarios digitales.

Las causas son diversas, tanto casi como usuarios implicados: afán de protagonismo, ambición personal, intereses económicos, soberbia intelectual o simplemente un ego descomunal; a veces es sólo por polemizar, ir contra corriente, llevar la contraria, parecer original o representar un papel. En definitiva: lucimiento personal.

Y las técnicas también son variadas.

Por lo general todo comienza por las ganas de colaborar, de aportar a la comunidad, de pasar el rato, de divertirse, incluso por filantropía intelectual.

Pero llegados a cierto punto, algo se tuerce y comienzan los síntomas de una dolencia muy semejante a la narcosis o borrachera de las profundidades. Los síntomas y el tratamiento son análogos.

Lo primero que hay que decir es que no afecta a todo el mundo ni de la misma manera, como la narcosis de las profundidades. Sólo a un determinado porcentaje de la gente, minoría normamente, pero que se especializan en hacer mucho ruido en torno a ellos para conseguir su obsesión de notoriedad y lucimiento personal.

El mal comienza a afectar cuando se sobrepasa cierta profundidad, aumentando sus síntomas a medida que se profundiza. Por profundidad se entiende el uso y conocimiento avanzados de los recursos de los que dispone el medio en el que nos desenvolvemos.

Esta intoxicación depende en gran medida del estado mental del individuo y del tiempo del que dispone; y puede llegar a volverse crónica: es cuestión de práctica y entrenamiento.

Los primeros signos de esta intoxicación se manifiestan de forma que el individuo siente un estado de euforia y bienestar; a medida que se sigue profundizando, se entra en estado de embriaguez que puede afectar al comportamiento, alterando la compresión de la realidad y el juicio de los hechos.

El único tratamiento es la ascensión a la superficie, una vez que se note la aparición de los primeros efectos.
El problema es que esos primeros efectos siempre los notan otros usuarios pero el enfermo siempre se niega a aceptar que él sea víctima de tal patología, por lo que la cura es difícil.

Realmente creo que los que enferman de esta dolencia ya la tenían latente, y probablemente ya se les manifestó en sus vidas analógicas. Al trasladar su actividad al mundo digital, la dolencia se ha manifestado en su nueva mutación virtual.
Porque, en el fondo, nuestro yo digital no es más que una proyección de nuestro yo analógico. Al menos desde nuestro punto de vista actual.
Todo el mundo sabe que en matrix es al contrario.

------
Bibliografía:
Peligros en la profundidad

martes, 10 de febrero de 2009

Regletas Cuisenaire: aprendiendo aritmética














Las regletas Cuisenaire son de forma rectangular, de diez tamaños y colores. Cada tamaño va asociado a un color y a un número. La más pequeña tiene una longitud de un centímetro, y las restantes aumentan de centímetro en centímetro, hasta la mayor que tiene una longitud de 10 centímetros. Y son un excelente método para el estudio y didáctica de la aritmética y de los números naturales, sobre todo en niños. Seguro que las recuerdas.

Fueron creadas por el maestro belga Emile George Cuisenaire, que publicó en 1952 "los números de color" pero fue Caleb Gattegno quien desarrolló su aprovechamiento didáctico.

En 1954 Gattegno fundó la Cuisenaire Company para fabricar regletas y publicar libros y materiales asociados.
Las regletas Cuissenaire son un material matemático destinado básicamente a que los niños aprendan la composición y descomposición de los números e iniciarles en las actividades de cálculo.

web: http://www.cuisenaire.co.uk/

Os dejamos las instrucciones de uso:












































y un montón de recursos y enlaces para profundizar en su conocimiento y utilización didáctica, incluidas versiones virtuales.

--------------
Bibliografía:

Matemáticas elementales en el ciberespacio
Las regletas en educación infantil
Qué son las regletas Cuisenaire
Aplicación didáctica de las regletas Cuisenaire
Las regletas Cuisenaire
Las regletas en wikipedia

Recursos:
Vamos a contar con regletas
Las matemáticas y el sistema numérico con niños de 3 años
Aprender a hacer y conocer: el pensamiento lógico
Matemáticas activas: uso de las TIC en matemáticas

Versiones virtuales:
Números de colores. Una vesión digital de las regletas Cuisenarie
(Lista para su descarga bajo licencia CC)
Integer bars

lunes, 9 de febrero de 2009

Nace la revista Hipatia

Una revista realizada por internas del módulo 10, el módulo femenino, del Centro Penitenciario de Mansilla de las Mulas.



















El número 0 ya vio la luz el 12 de noviembre de 2008, como recogió
Portalín, y cuyo contenido está diponible a través de éste enlace.

Este Proyecto no se ha enfocado como “trabajo social”. Es un trabajo creativo a través de la palabra y la fotografía, una forma creativa, al fin y al cabo, de enfrentarse al mundo. A través de la revista las internas han encontrado el lugar, que fuera de la cárcel no han tenido nunca, donde por primera vez tienen la palabra.

Es un placer anunciaros el lanzamiento del número 1, con el que se da continuidad a un proyecto que es consecuencia de la relación educativa/creativa que desde hace más de un año el DEAC MUSAC mantiene con este sector de la prisión.


Fútbol y sexo oral

No hay nada más lamentable que escuchar a pretendidos intelectuales felicitando o dando el pésame a sus interlocutores por la marcha de los equipos de fútbol de sus amores;

Y a periodistas de renombre gastando minutos de su informativo estrella en poner el (lamentable) himno de "su" equipo;

Y a tertulianos analizando la actualidad política y económica en función de su humor por el resultado de su equipo el domingo anterior;

La futbolización de la opinión, del análisis y de los contenidos se ha vuelto obligatoria para buscar (¿y encontrar?) complicidad con los oyentes, lectores y espectadores. Las excusas son de lo más variopintas. Pero nos tiene que parecer bien, porque son manifestaciones del sentir popular.

No hay nada más patético que verles mojar su ropa interior hablando de fútbol...

viernes, 6 de febrero de 2009

Cómo ser tonto en 5 idiomas

Cuentan que Salvador de Madariaga y José Ortega y Gasset tuvieron cierto desencuentro dialéctico en algún tema de gran calado intelectual.

Madariaga (o algún mentor) debió utilizar como argumento a su favor que sabía 5 idiomas.

La respuesta de Ortega fue breve: éso sólo quiere decir que D. Salvador es tonto en 5 idiomas.


Y es que la arrogancia intelectual es tan nociva, o más, que la ignorancia.
Y el desprecio por el adversario basado en la superioridad propia, definitorio.
De los "tontos en 5 idiomas" vocacionales nos ocuparemos en otra ocasión.


He leido la historia en varias versiones, pero no he encontrado referencia directa. Elijan vds.:
Perlas arrojadizas
Tontos superlativos
La discriminación bilingüe

--------------
Bibliografía:
La memoria histórica de Salvador de Madariaga
Fundación Ortega y Gasset
y esta búsqueda en Google

jueves, 5 de febrero de 2009

El emporio Wikipedia, la dificultad de encontrar bibliografía en otras fuentes y dos propuestas

Cualquiera que se haya enfrentado a la tarea de elaborar un "post" que contenga un mínimo de investigación y contraste de información habrá buscado fuentes y bibliografía para complementar y ampliar el contenido. Lo más frecuente es ir directamente a un buscador. Y con demasiada frecuencia los primeros resultados están copados por Wikipedia.

El problema empieza al intentar buscar fuentes alternativas, con información menos estándar o que profundice en aspectos menos conocidos de los personajes, obras o conceptos.

No es una crítica a wikipedia, que no puede abarcar todos los aspectos de cada entrada, cuya existencia es válida por sí misma y que goza de cierta aura de credibilidad; ni a sus editores, a los que supongo cierta tendencia divulgativa universal y esfuerzo didáctico; ni siquiera a los algoritmos de indexación de los buscadores que premian más el número de visitas que el contenido, cuyos procelosos recovecos desconozco.

Es más bien la constación de un hecho que, en exponencial aumento, vuelve prácticamente invisibles los enlaces menos visitados aunque su contenido sea igualmente (normalmente más) pertinente con la búsqueda realizada.

Trabajos realmente meritorios, tanto en fondo como en forma, quedan sepultados por toneladas de otras referencias que, utilizando wikipedia como fuente primaria (qué paradoja), aparecen mejor situadas. De forma que las búquedas se vuelven con frecuencia autorreferentes y estériles.

Desde aquí, dos propuestas:

- una: a los editores de wikipedia para que impulsen, complementen y mejoren la sección de enlaces externos para poder acceder a la bibliografía que ellos mismos consultan para realizar las entradas, o a otra que complemente su trabajo;

- dos: a los programadores y gestores de los buscadores y redes sociales, para que se esfuercen en encontrar el modo de hacer visibles los contenidos dando mayor importancia a la idoneidad que a la fuerza bruta.


Sobre el tema de citar adecuadamente esas fuentes ya hablamos en otro momento.

miércoles, 4 de febrero de 2009

El mundo como un juego matemático. Von Neumann, un científico del siglo XX

La figura fascinante de Van Neumann representa mejor que ninguna otra la ciencia del siglo XX: sus grandezas y sus debilidades, los triunfos que han modificado radicalmente nuestra vida cotidiana y los enormes problemas no resueltos a los que se enfrenta.

-------------


Galileo y Newton mostraron que era posible representar el mundo con la ayuda de las matemáticas. Leibniz se consagró al proyecto de obtener un cálculo lógico universal capaz de reproducir mecánicamente el pensamiento humano. Los filósofos del Siglo de las Luces creyeron en la posibilidad de matematizar las relaciones sociales para hacerlas racionales. En torno al Círculo de Viena se acarició la posibilidad de una ética como ciencia exacta capaz de guiar al individuo hacia las decisiones adecuadas mediante el análisis lógico matemático. Von Neumann heredó todas estas aspiraciones e intuiciones proponiendo una concepción del mundo como juego matemático, un mundo regido globalmente por una lógica universal.

Von Neumann consagró su vida a este ambicioso proyecto, una de cuyas cumbres fue la concepción de una teoría de autómatas, capaz de sistematizar la conciencia de un ser perfectamente lógico que trata con la realidad intercambiando información matematizada.

La figura fascinante de Van Neumann ha sido muy controvertida debido en parte al papel decisivo que desempeñó en la definición de la política militar estadounidense y en el equilibrio estratégico atómico durante la Guerra Fría (concebido por él como una aplicación de la teoría de juegos), y representa mejor que ninguna otra la ciencia del siglo XX: sus grandezas y sus debilidades, los triunfos que han modificado radicalmente nuestra vida cotidiana y los enormes problemas no resueltos a los que se enfrenta.

----------------

Les dejo con un par de anécdotas sobre Von Neumann que ilustran al personaje:

von Neumann y la mosca

Al matemático húngaro-americano John von Neumann(1903-1957) le propusieron una vez el siguiente problema:
Dos trenes separados por una distancia de 200 km se mueven el uno hacia el otro a una velocidad de 50 km/h. Una mosca partiendo del frente de uno de ellos vuela hacia el otro a una velocidad de 75 km/h. La mosca al llegar al segundo tren regresa al primero y así continúa su recorrido de uno a otro hasta que ambos trenes chocan. ¿Cuál es la distancia total recorrida por la mosca?
Neuman respondió inmediatamente :"150 km"
"Es muy extraño", dijo el que se lo había propuesto, "todo el mundo trata de sumar la serie infinita".
"No entiendo por que lo dice" le contesto Neumann. "¡Así es como lo he hecho!"

[La manera fácil de hacerlo es tener en cuenta que los trenes se encuentran después de recorrer 100 km. El tiempo transcurrido será de 2 h (100 km)/(50 km/h). Por tanto la mosca habra recorrido (75 km/h)*2 h = 150 km]


Otra forma de hacer un problema

John von Neumann tenía la costumbre de escribir en la pizarra las soluciones de los problemas que mandaba. Por supuesto, los estudiantes le preguntaban cómo hacer los problemas, no sólo la solución. En cierta ocasión, uno de ellos intentó ser más diplomático y en lugar de preguntarle directamente cómo se hacía el problema, le dijo :
- Profesor, ¿este problema se podría hacer de otra forma?
- Déjeme que piense ..., sí.
Y siguió escribiendo soluciones en la pizarra.


----------------
Bibliografía:

- El mundo como un juego matemático. John von Neumann, un científico del siglo XX. Giorgio Israel - Ana Millán Gasca. Ed. Nivola, Madrid 2001

- Biografía de Von Neumann en red Astroseti
- Teoría de Juegos en wikipedia
- Leibniz.
Conferencia de Julián Marías en el curso “Los estilos de la Filosofía”, Madrid, 1999/2000
- Pedro Lluberes. Unidad, metodo y matematización de la naturaleza
- Círculo de Viena en wikipedia
- Monografía sobre el Círculo de Viena en kalipedia.
- Neopositivismo

- Historias de matemáticos

martes, 3 de febrero de 2009

«La derecha y la cultura»

La derecha necesita con urgencia plantear la batalla ideológica y recuperar el terreno perdido -absurdamente- en el ámbito cultural.

Las ideas, aquí y ahora, son pocas y malas. La izquierda opta por la indiferencia permisiva, de vaga raíz posmoderna. La derecha, por un realismo versátil que conduce a esa inútil «escuela del desaliento», como la llama lord Byron: no hay nada que hacer en este campo sembrado de minas. Para citar a uno de los nuestros, Mariano José de Larra: «¿Letras? Las de cambio. Todo lo demás es broma...»

------------------

La derecha y la cultura
Benigno Pendás.

Como siempre, hablo de «derecha» y de «izquierda» en sentido convencional. Es muy impreciso, pero ustedes me entienden sin problema. En este contexto, «cultura» significa cualquier forma de producción de ideas o manifestaciones artísticas susceptibles de influir en el comportamiento del público -ilustrado a medias- que produce la sociedad de masas.

A partir de tales premisas, como si fuera un manual anglosajón de filosofía analítica, la tesis es la siguiente: la derecha necesita con urgencia plantear y ganar la batalla ideológica y recuperar el terreno perdido -absurdamente- en el ámbito cultural. El fenómeno, casi universal, multiplica sus efectos en España.

Para traducir en prosa las consecuencias electorales, recuerden cuántos años han gobernado los socialistas y cuántos los populares en el último cuarto de siglo. Las ideas, aquí y ahora, son pocas y malas. La izquierda opta por la indiferencia permisiva, de vaga raíz posmoderna. La derecha, por un realismo versátil que conduce a esa inútil «escuela del desaliento», como la llama lord Byron: no hay nada que hacer en este campo sembrado de minas. No sirve de consuelo, al menos no debe servir, la sonrisa escéptica del ejecutivo arrogante y poco dispuesto a perder su valioso tiempo con esta monserga. Para citar a uno de los nuestros, Mariano José de Larra: «¿Letras? Las de cambio. Todo lo demás es broma...»

La izquierda juega con ventaja, al menos eso parece. Cuando hace falta, siempre en el momento preciso, despliega su poder mediático y académico mientras el adversario se bate en retirada. Si me lo permiten, recupero algunas ideas de mi primera Tercera de ABC. Era el 28 de agosto de 1998, allá por el siglo pasado. Esas activas minorías que dominan el debate cultural nos imponen qué literatura, qué arte, qué política debemos consumir para ser «libres» a su modo y manera. Configuran así una rechazable tiranía de la opinión pública ante el escándalo de los liberales genuinos.
No cabe recurso de ningún tipo contra su dictamen implacable, que conlleva la condena -a través de la hoguera o del silencio más espeso- para quienes no encajan en esa poderosa corriente y en los círculos que la sustentan. Nos exigen que utilicemos un lenguaje edulcorado («género», «progreso», «solidaridad») y que ensalcemos a los aburridos genios posmodernos. Tal vez lo principal: es obligado adoptar en tiempo y forma sus expresiones artísticas o literarias y, por supuesto, adquirir y pagar el producto en el lugar oportuno. La derecha calla y otorga. La izquierda se acomoda en el triunfo. El debate casi no existe. La buena gente hace lo que le mandan. La vida pública pierde calidad. Ganan los mediocres. Perdemos todos. A muchos, tampoco les importa.

¿Acaso no hay pensadores y creadores ajenos al tópico progresista? Me resisto a poner ejemplos, para no confundir anécdotas con categorías. Les garantizo que, desde Homero en adelante, podemos llenar las mil doscientas palabras que contiene este artículo con nombres y apellidos del más alto rango universal. La clave está en disputar con éxito la herencia del humanismo y de la Ilustración. Fuera del mundo moderno sólo hay sitio para el rincón de la nostalgia. Gritar a la defensiva con tono de apocalipsis es una fórmula infalible para perder la batalla. La sociedad de masas es así, y con ella su forma de gobierno, la democracia mediática. Es urgente construir un mensaje atractivo en dura lucha contra el desconcierto general.
(...)


Hasta aquí transcribo, porque es hasta aquí donde estoy más o menos de acuerdo.
El resto del análisis me parece un poco dogmático y muy conservador. Incluso creo que erróneo. Lo tienen siguiendo el enlace debajo de estass líneas.

------------------------
BENIGNO PENDÁS. Profesor de Historia de las Ideas Políticas, en la tercera de abcdesevilla.es

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...