viernes, 29 de junio de 2007

Recuerda:



yo sólo puedo mostrarte la puerta;

pero tú tienes que atraversarla.

Morpheo a Neo en Matrix

jueves, 28 de junio de 2007

Si la lectura estuviera prohibida....

¿...caerías en la tentación de probar...?
.

.

.

If reading were be forbidden would you be tempted to try?
A campaign to stimulate reading among the teenagers.
Unicef

Advertising Agency: MC/CD Advertising, Bucharest, Romania
Creative Directors: Dan Cretu, Cristian Mare
Art Director: Cristian Mare
Copywriter/Photographer: Dan cretu

lunes, 25 de junio de 2007

Campaña: se busca neologismo para "copiar/pegar"



Copiar/pegar - copy/paste: dos gestos que van indisolublemente unidos como nueva herramienta de generar contenidos no originales en la nueva era de la web 2.0. Buscamos un neologismo que se refiera a ambas actividades a la vez en una única palabra.

Esta nueva actividad, nacida con los ordenadores, desarrollada en el mundo académico y político, ha cobrado verdadera relevancia con la aparición de la web, más tarde los blogs, y ahora aún más con la irrupción de la web colaborativa y las redes sociales.

El castellano no se ha distinguido modernamente por crear neologismos para definir nuevas realidades, sobre todo las derivadas de los avances técnicos, tecnológicos y científicos. Como mayoritariamente esos avances se producían en el entorno francófono y anglófono, las palabras las inventaban allí y aquí nos teníamos que contentar con castellanizarlas.

Copiar de un sitio (investigar fuentes, contrastar datos, comprobar hipótesis...) y pegar en otro (elaborar conclusiones, citar fuentes, apoyar teorías...) no siempre fue peyorativo. Es más, la investigación consiste es eso, entre otras cosas.

Pero la realidad que queremos definir consiste en hacer pasar como propias las creaciones de otro, o simplemente en transmitirlas por los mismos u otros medios, sin aportar más contenido ni valor añadido, creando con frecuencia discursos inconexos, semánticamente incomprensibles o argumentalmente deficientes.

¿Cómo llamar a esta actividad? ¿Qué nombre asignarle?

La tarea no es fácil porque ambos actos (copiar y pegar) van indisolublemente unidos: no tienen sentido el uno sin el otro.

Hemos consultado con la RAE, a través de su servicio de consultas, en calidad de máxima autoridad normalizadora de la legua castellana:

"Cada vez está más extendida la acción de "copiar y pegar" texto o imágenes, en referencia a páginas web y blogs. Como quiera que cada vez está más extendido su uso conjunto y se ha convertido en un forma de generar contenidos quisiera saber si la Academia contempla algún neologismo o alguna expresión que agrupe ambos términos en uno solo. (He llegado a ver copypastear, en clara alusión a los términos del inglés)".

Su respuesta, muy de agradecer, por cierto, ha sido:

De momento no se ha detectado la necesidad de crear un nuevo término que aglutine en su significado las acciones de copiar y pegar o cortar y pegar. Al respeto le recordamos que la RAE no inventa términos ni incorpora a su diccionario voces nuevas, por oportunas que parezcan, si no están avaladas por el uso.

Como decía D. Juan Tenorio: "llamé al cielo y no me oyó, y pues sus puertas me cierra, de mis pasos en la tierra, responda el cielo, no yo".

Así que me he decido a iniciar una campaña de búsqueda de un neologismo para referirse a esta nueva actividad, para encontrar una palabra castellana medianamente coherente.

El origen de este post fue el
"copypasteando" de Tora. Anglicismo donde los haya. En su defensa aludió a que "seguro que me has entendido".

Eloso propuso "copigar". Una buena fusión de ambos términos, secundado por Axiertxo y su "copiegar".

Calocen propone "restampar", aunque inevitablemente evoca al cederrón.

Edu sugiere "controlcecontroluve", más prosaico pero visualmente eficaz.

Alguien
(lo siento, la conversación iba demasiado rápida) mostró sus dudas acerca de "cope", en alusión a la primera sílaba de ambas palabras, y al hecho de que presentaba connotaciones indeseables para un término pretendidamente neutral.

También hemos oído alguna vez el término "copiapegar", o incluso "pastichear"...

¿Alguna propuesta más ingeniosa o audaz?

viernes, 22 de junio de 2007

miércoles, 20 de junio de 2007

Después de la tempestad, la calma o de cómo me quedé sin el "efecto menéame"

Existe una especie de ley no escrita que "obliga" a todo blogger que haya colocado una noticia en portada de menéame a dar cuenta del llamado "efecto menéame".

Si lo hacemos también nosotros desde estas líneas es para documentar el fenómeno y engrosar la extensa literatura existente sobre la materia por si alguien, en algún momento, decide estudiar en profundidad el asunto.

¿Qué hace a Desequilibros distinto de los demás blogs que ya han sufrido este efecto?

Puede casi nada, salvo que, siendo éste un espacio dedicado a la cultura, con más o menos matices, no es un foro especialmente atractivo para una web social generalista en la que, al igual que en la sociedad en general, la cultura ocupa un espacio menor y, a veces, marginal.

No pretende ser éste un post fatuo en el que mostrar únicamente datos. Intentaremos analizar un poco más el fenómeno y las particularidades de este caso concreto.

Llegamos a portada con la entrada sobre los HOYGAN, que fue meneada por un usuario y contó con los votos suficientes.

Algunas consideraciones al respecto:

- El "meneo" de la noticia se traduce en un exponencial aumento puntual de las visitas y una disminución igual de rápida. En este caso, la noticia fue enviada el 8 de junio a las 23,48 de la noche. Y llegó a portada el 9 de junio a las 3 menos cuarto de la mañana, o sea, unas 3 horas después. Eso facilita la concentración de las visitas en un mismo día: una vez en la cola de pendientes la visitas suben pero nada en comparación con el aumento una vez que llega a portada; como conforme pasan las horas y la noticia se aleja de los primeros puestos de la portada, el número de visitas decrece muy rápidamente, la curva de visitas muestra un pico el día 9 de junio y una tendencia descendiente los días 10 y 11 (algún visitante tardío) hasta "normalizarse" el día 12. Lo que suceda a partir de ese día debería ser el "efecto menéame": las visitas recurrentes, o bien fidelizadas por el contenido del blog o bien en busca de nuevo material "meneable".

- La entrada cuesta leerla unos 2-3 minutos, dependiendo de lo que te entretengas con los hipervínculos y de lo conocedor que seas del tema. Es decir: es larga, no contiene imágenes ni animaciones. Todo texto;

- Teniendo en cuenta el tiempo medio que el visitante ha estado conectado al blog (26 segundos según analytics) es evidente que el post ha sido leído de forma fragmentaria y/o apresurada y el meneo habrá recibido mucho voto social. (Estoy generalizando porque me consta que ha habido visitantes que sí han leido el post en su totalidad).




Dice mi madre que "más vale llegar a tiempo que rondar un año". Esta obvia afirmación sólo refleja el hecho de que una misma noticia puede pasar desapercibida o triunfar únicamente atendiendo a la forma de presentar el contenido, demostrado por el hecho de que un buen titular puede más que un buen desarrollo. De ello ya hablamos en su día. Quizá esta noticia se benefició de una presentación "atractiva" y de abordar una temática "conflictiva".


Algunas conclusiones:

El aumento de las visitas es
considerable. En nuestro caso, multiplicó por más de 10 el tráfico habitual. El aumento es puntual pero, en mi caso, no lo desprecio por su eventualidad.

Las visitas son breves. Tanto, que es materialmente imposible que hayan leído lo que venían a leer en el tiempo en el que han estado conectados. Eso demuestra que son usuarios apresurados, pero sin embargo eso no ha impedido que voten positivamente la noticia. Lo que vuelve a confirmar la tesis de mi madre expuesta más arriba.

El aumento de visitas también se tradujo en un aumento de los comentarios. 6 en este caso. No muchos si consideramos lo que sucedió con este blog (60 comentarios), que también llegó a portada en su día. Sin embargo el primero generó mucho más debate dentro de meneame que el segundo (43 cometarios frente a 29). Esto podría explicarse porque el tema del primero gira en torno a la actividad misma de meneame mientas el segundo trata un tema general de interés social.

He leido en algunos blogs que el efecto meneame se traducía en un aumento del 5-10% de las visitas pasado el aluvión. En nuestro caso, el aumento ha sido 0. Así que debemos concluir que el contenido de este blog no entra dentro de las expectativas del usuario medio de meneame.

Dicho lo cual, nosotros seguimos con lo nuestro. Arrieros somos y en el camino nos encontraremos.


.

viernes, 15 de junio de 2007

Nuevo canal interoceánico


.
Te propongo construir
un nuevo canal

sin esclusas
ni excusas que comunique por fin
tu mirada

atlántica

con mi natural
pacífico.


Mario Benedetti

martes, 12 de junio de 2007

¿urgente o importante?


.
Una de mis primeras experiencias profesionales, fruto de la desorientación propia de la inmadurez, tuvo que ver con el mundo de los seguros.

Nada más alejado de mis intereses profesionales y personales actuales pero inevitable en su momento como salida personal y alternativa a una errática trayectoria universitaria.


La singladura no duró mucho pero obtuve un curso intensivo de formación comercial orientado a ese mundo específico. Y de aquel curso obtuve interesantes enseñanzas.


El director de formación de la compañía era un tipo curioso.
Argentino él: quizá de los primeros argentinos que ocuparon puestos de cierta relevancia social antes del aluvión posterior.

Siempre tomaba café sólo doble, pero pedía dos: uno para tomarse inmediatamente, como si de medicina se tratase, y el segundo, éste sí, para saborear y apreciar con la compañía pertinente.

Se cambiaba de corbata dos veces al día y su sobrepeso no se correspondía con su aparentemente frugal dieta.

Era un buen dinamizador de grupos: estimulaba al brillante y motivaba al mediocre de forma que todos éramos importantes.


El principal objetivo de nuestra formación era hacernos entender que nuestro trabajo consistía en crear necesidades al cliente para, acto seguido, ofrecerle el servicio necesario para cubrirlas. Brillante ¿verdad?


Me gustaría decir que dejé aquel trabajo por coherencia personal para no tener que comulgar con ese falaz axioma. Pero no fue así. Simplemente encontré algo que consideré mejor y que, hasta la fecha viene siendo mi quehacer diario.


De entre todas las enseñanzas allí impartidas, sólo una ha permanecido en mi vida de forma constante:


Contaba el Sr. Monti (o Monty, no recuerdo) cómo le gustaba leer todos los periódicos el domingo por la mañana mientras su hijo jugaba a su alrededor y cómo no atendía sus constantes demandas de atención para poder preservar su intimidad lectora.


Continuaba contando cómo el chaval, harto de la ignoracia de su padre, reclamaba su atención con la excusa de que algo era urgente. Mr. Monti (o Monty) continuaba haciendo caso omiso. Hasta que la demanda de antención aludía a la importancia del asunto a tratar.


Éso sí merecía toda la dedicación paterna.
Su argumento era: lo urgente puede esperar; lo importante, no.

Buena enseñanza, si no fuera porque olvidó explicarnos cómo diferenciar lo urgente de lo importante, en este mundo de necesidades creadas en el que lo verdaderamente importante queda siempre oculto tras el fuego fatuo de lo urgente.

viernes, 8 de junio de 2007

Voto HOYGAN ¡ya!

El auge de las webs sociales es un hecho. Desde la puesta en marcha de Meneame en diciembre de 2005 la aparición de clones y similiares de las más diversas temáticas ha sido constante, hasta el extremo de que ya existe la posibilidad de crear un clon on-line, sin necesidad de instalaciones, servidores y demás complejidades técnicas.

Algunas de estas inicativas son realmente meritorias –en lo que a mí respecta, sobre todo, las de contenido cultural, (de entre las que destacaré literaturame y culturizame por el calado de sus impulsores y por su labor de difusión de la cultura)– sobre todo por el esfuerzo que supone mantener viva una comunidad, dinamizarla y, en el caso de las más masificadas, gestionarlas para mantenerlas a salvo de trolls, spammers, lloricas y demás fauna que pretende manipularlas para su propio beneficio en vez de usarlas para el beneficio común, que es su verdadero sentido.

Dicho lo cual, me voy a centrar en meneame, que es, quizá, la más representativa de todas estas redes sociales basadas en web 2.0 por su número de usuarios y su repercusión mediática, aunque creo que todo lo que sigue tendrá igual validez para todas las demás.

Soy usuario de esta comunidad desde el principio. En este tiempo he visto la inevitable evolución del medio desde un sistema que buscaba la promoción de blogs como medio alternativo de información, con un perfil más bien tecnológico, y siempre con el software libre como medio y, a veces, como fin, a su apertura a noticias de tipo generalista provenientes de medios de comunicación más convencionales.

Era sólo cuestión de tiempo que empezasen a aparecer cultura, ciencia, curiosidades, política, juegos, noticias de sociedad; y no mucho después, la pseudociencia, el corazón, frikis, autobombo...; y, paralelamente a su éxito, el uso abusivo; recuerdo polémicas muy lamentables de determinados sectores intentando convertir meneame en su plataforma de difusión particular; recuerdo también ataques organizados desde sectores opuestos a los anteriores con el mismo objetivo; hay cientos de post escritos en decenas de blogs que hablan de una u otra manera del efecto meneame, tanto para alabarlo, como para cuestionarlo, como para conseguirlo. (Quizá éste que lees se pueda enmarcar como uno de ellos).


Lo cierto es que en meneame existe un sistema de votos negativos, que permite clasificar el voto entre varias opciones: amarillista, spam, provocación, errónea, irrelevante, cansina, duplicada y antigua. Ya se ha hablado mucho sobre la idoneidad de este tipo de votos, su significado y su utilización; sobre una mafia que controla todo o sobre el voto ad hominem. No me extenderé más en ello. Como siempre, el aumento significativo de los miembros de una comunidad, también aumenta considerablemente el número de opiniones, incluidas las más extremistas y beligerantes.

La masificación tiene dos caras: el éxito y el reconocimiento, por un lado; y el desembarco en masa de miles de usuarios completamente ajenos al espíritu fundacional y ávidos de ascender en el sistema a cualquier precio. Este precio es el de la inmediatez, las prisas por ser el primero y la obligación de ser el más original y/o friki, expresión que detesto porque no hace sino ocultar una realidad descuidada.

Pero existe una laguna, imposible de salvar desde su origen: la más lamentable de las consecuencias de esta masificación y su manifestación más penosa es la aparición de noticias mal redactadas: faltas de ortografía, desaparición o mala utilización de los signos de puntuación, semántica críptica, hasta el punto de resultar completamente incomprensibles. Las denominaremos HOYGAN, en alusión a la expresión que mejor las define. Hay abundante literatura en la web al respecto. No me extenderé, pues.

Evidentemente, el sistema no puede eliminar este tipo de noticias ni modificar automáticamente su contenido. Ésto es responsabilidad del usuario que envía y, en último caso, de un determinado tipo de usuarios con privilegios de acceso suficientes como para poder editar una noticia y corregir defectos y/o erratas. (la meneatiqueta se da por supuesta).


Pero el aluvión de noticias es de tal magnitud –más de 600 diarias, 1 cada 2 minutos– que resulta prácticamente imposible la correcta presentación de todas ellas, desde su redacción hasta las etiquetas. Y la administración del sitio es en sí lo suficientemente compleja como para tener que bajar hasta estos extremos, que deberían darse por supuestos.


En mi opinión una noticia plagada de incorrecciones gramaticales, ortográficas, semánticas, sólo indica una enorme falta de respeto por la noticia en sí y por el foro al que va destinada, además de poner de manifiesto la lamentable formación básica del remitente, problema de mayor calado del que estas líneas nos permiten abordar.


Así que mi propuesta es la inclusión de una nueva modalidad de voto que sea el HOYGAN.


Objetivos:
  • retratar a este tipo de usuarios;
  • contribuir a la mejora del medio;
  • facilitar la compresión de los envíos y, sobre todo
  • contribuir a crear un poco de conciencia acerca de la importancia de una buena presentación de los contenidos.
  • Sin olvidar un poco de sentido del humor, necesario para enfrentarse a esta situación en los momentos de desánimo.


Para otro día dejaré la definición de irrelevante y sus implicaciones y la figura emergente del spammer de fisgona y su auténtica cara.
.
P.S. Esta petición ya está formulada oficialmente en el wiki de meneame.

miércoles, 6 de junio de 2007

A ésto me refiero

PSP vs. La Divina Comedia.

Nuevo invento: Libros de pega para despistar al profesor y ocultar la PSP....

Otra vez el Simulacro y la Simulación.

Neo, al menos, era el elegido.

Lo siento Vailima. Desigual batalla. Soy escéptico. Creo que no hay nada que hacer.

.

.
(pincha en la foto para verla en grande)

lunes, 4 de junio de 2007

Por eso acabaron quemando libros



En cierta época, los libros atraían a alguna gente, aquí, allí, por doquier. Podían permitirse ser diferentes. El mundo era ancho. Pero, luego, el mundo se llenó de ojos, de codos y de bocas. Población doble, triple, cuádruple. Films y radios, revistas, libros, fueron adquiriendo un bajo nivel, una especie de vulgar uniformidad. ¿Me sigues? (...) Imagínalo. El hombre del siglo XIX con sus caballos, sus perros, sus coches, sus lentos desplazamientos. Luego, en el siglo XX, acelera la cámara. Los libros, más breves, condensaciones. Resúmenes. Todo se reduce a la anécdota, al final brusco.

Los clásicos reducidos a una emisión radiofónica de quince minutos. Después, vueltos a reducir para llenar una lectura de dos minutos. Por fin, convertidos en diez o doce líneas en un diccionario. Claro está. exagero. Los diccionarios únicamente servían para buscar referencias. Pero eran muchos los que sólo sabían de Hamlet lo que había en una condensación de una página de un libro que afirmaba:
ahora, podrá leer por fin todos los clásicos. Manténgase al mismo nivel que sus vecinos. ¿Te das cuenta? Salir de la guardería infantil para ir a la Universidad y regresar a la guardería. Ésta ha sido la formación intelectual durante los últimos cinco siglos o más.
(...)

Los años de Universidad se acortan, la disciplina se relaja, la Filosofía, la Historia y el lenguaje se abandonan, el idioma y su pronunciación son gradualmente descuidados. Por último, casi completamente ignorados. La vida es inmediata, el empleo cuenta, el placer lo domina todo después del trabajo. ¿Por qué aprender algo, excepto apretar botones, enchufar conmutadores, encajar tornillo y tuercas.
(...)

La vida se convierte en una gran carrera. Todo se hace deprisa, de cualquier manera.

(...)

Más deportes para todos, espíritu de grupo, diversión, y no hay necesidad de pensar ¿eh? Organiza y superorganiza deporte. Más chistes en los libros. Más ilustraciones. La mente absorbe menos y menos.

Farenheit 451. Ray Bradbury. 1953

¿A mí ésto de qué me suena?

El auténtico mérito de un visionario es que se adelanta a su tiempo.
.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...